Días de angustia vivió una familia originaria de Teocaltiche, Jalisco, luego de que una menor de edad, a base de engaños fuera víctima de secuestro virtual. Los delincuentes solicitaban el pago de 200 mil pesos, supuestamente para evitar hacerle daño.
Fueron elementos de la Policía Estatal quienes por medio de la Policía Cibernética lograron terminar con la angustia de los afectados, evitando además el pagar la cantidad antes mencionada. Lo anterior comenzó cuando el número de emergencia 911 atendió el reporte de parte de una mujer, quien solicitaba la presencia de los oficiales al indicar que su hija de 17 años de edad presuntamente había tomado una combi con rumbo a Aguascalientes, luego de que recibiera una llamada cuando se encontraba en el plantel educativo. De esa manera, oficiales adscritos a la Policía Cibernética comenzaron a efectuar las acciones de investigación para localizarla y en coordinación con los oficiales asignados a la vigilancia en la Central Camionera, la menor fue ubicada.
Una vez localizada la adolescente y siendo entrevistada, comentó que cuando se encontraba en la escuela, en Teocaltiche, Jalisco, en determinado momento recibió una llamada en su teléfono celular en la cual un sujeto que dijo ser miembro de un grupo delictivo, le indicó que si no quería tener problemas debería seguir al pie de la letra cada una de las indicaciones. Agregó que recibió la instrucción de trasladarse a Villa Hidalgo, sin avisar a sus familiares.
Una vez en dicha localidad recibió nuevamente una llamada en la que le ordenaron cambiar el chip de su celular y trasladarse a la ciudad de Aguascalientes, hospedándose en uno de los hoteles ubicados en las inmediaciones de la Central Camionera. De alguna manera, los delincuentes captaron el número de WhatsApp de la menor, mismo que utilizaron para comunicarse con sus familiares, a quienes le solicitaron un depósito de 200 mil pesos. Finalmente la adolescente, quien estuvo fuera de su domicilio tres días, ya se encuentra con sus familiares.