El Heraldo de Aguascalientes

Viviendas hechas “al aventón” se volvieron nidos de ladrones

Doce años de política de vivienda “light” dio lugar al abandono de casas geográficamente mal ubicadas, algunas de las cuales luego se han convertido en guarida de delincuentes y bodegas de artículos robados, señaló el delegado del Infonavit, Mario Guevara Palomino.
El fenómeno se ha concentrado fundamentalmente en puntos específicos del oriente citadino y los municipios de San Francisco de los Romo y Jesús María, sitios en los que se desarrolló vivienda lejana, sin servicios ni transporte, de la que no tardaron en huir, agregó.
Entrevistado en el marco de la entrega de reconocimientos a afiliados de Canacintra, el funcionario indicó que no hay una cifra exacta del número de casas en condición de abandono y se mantiene activo el levantamiento de datos para su detección y ubicación exacta.
Para ello, dijo, hay coordinación con autoridades municipales del área de planeación, así como de seguridad para establecer domicilios, situación jurídica, física y, en su caso, proceder.
En ese cruce de información es como se han recuperado en el último año y medio alrededor de 300 unidades de todo tipo, donde las abandonadas por su lejanía e inconveniencia para habitar son la mayoría y de las cuales una cifra menor han sido invadidas y usadas para actividades ilegales.
El rescate de esas unidades ha permitido su eventual rehabilitación y recolocación a través de subastas que luego los desarrolladores de vivienda las canalizan a los trabajadores.
En ese sentido, dijo que la cartera vencida del Infonavit es de alrededor de 4 mil 200 acreditados, que significan el 3.78%, con quienes a través del programa Solución a tu Medida se busca la manera más falible para que se pongan al corriente y no arriesguen su patrimonio.
Subrayó que el objetivo del instituto no es quitarle la casa a la gente que tiene problemas económicos, sino motivar y buscar los mecanismos que le permitan al trabajador mantener la vivienda y defender ese espacio de convivencia como es su patrimonio.
De tal manera que los desalojos son un extremo que llega prácticamente cuando concluyen juicios en los que no se pudieron lograr alternativas previas para arreglar una situación de mora.