Víctimas de agresiones en casa, por sus parejas o por cualquier otro allegado en la familia o fuera de ésta, las mujeres aguascalentenses han clamado auxilio en el número de emergencia 911 en más de 16 mil 270 ocasiones en lo que va del año.

Así lo dio a conocer el reporte “Información Delictiva y de Emergencias con Perspectiva de Género”, publicado ayer por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) con corte al pasado 31 de julio del año en curso, que da cuenta de la dimensión del fenómeno de violencia intrafamiliar que registra Aguascalientes.

En el apartado de llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de violencia familiar, el documento revela que en 7 meses un total de 9 mil 845 mujeres recurrieron a la línea 911 para reportar incidentes de esta naturaleza.

La cifra ubica al estado en el sitio 12 de la tabla nacional en el tema, en orden descendiente, y en el cuarto en cuanto a la afectación proporcional de mujeres en el estado, calculando que por violencia familiar se han dañado a 1,434.8 mujeres por cada cien mil.

Por violencia de pareja, Aguascalientes aparece en el lugar 9 de incidencia con el registro de 4 mil 551 llamadas de auxilio, y en el 4 por afectación proporcional con 663.3 mujeres violentadas por cada cien mil.

Respecto de violencia contra la mujer, la entidad se ubica en el lugar 16 en el contexto nacional con 1,796 reportes telefónicos a la autoridad, y en el 3 por alcance proporcional, con 261.8 mujeres violentadas, por cada cien mil.

En el rubro incidentes de acoso u hostigamiento sexual, la posición es la 13 para nuestro estado con 64 telefonemas al 911 y la 6 en la estimación proporcional de afectación a 9.3 mujeres en promedio, por cada cien mil.

El documento del SESNSP indica además que, en los primeros siete meses del año, las mujeres aguascalentenses reportaron 13 incidentes de violación a dicho número de emergencia, así como 4 de abuso sexual.

Puntualiza también que las llamadas de emergencia al 911 no son denuncias ante una autoridad, sino reportes de probables incidentes de emergencia con base en la percepción que sobre el evento tiene la persona que realiza la llamada.

Las estadísticas que se presentan permiten, sin embargo, ampliar el análisis a casos posiblemente no denunciados de violencia contra la mujer, captados por dichas llamadas, concluye el informe.