Marco Antonio Martínez, delegado de la Alianza Mexicana de Organizaciones Transportistas, comentó que al estar sometidos a un peligro constante, algunos choferes han comenzado a desarrollar problemas psicológicos y de tensión, por lo cual, hizo un llamado a las autoridades correspondientes para que resuelvan los problemas de inseguridad en las carreteras federales.

Reconoció que estos problemas no se presentan en los caminos de Aguascalientes, pero los transportistas locales, por las particularidades de su trabajo, circulan por todo el territorio nacional, con los peligros que ello conlleva.

Marco Antonio Martínez apuntó que al interior del gremio ya hay estados que son considerados como focos rojos en cuanto al robo de transporte, como lo son el Estado de México, Jalisco, Puebla y Veracruz; “en estas entidades sí está muy marcada la inseguridad hacia el transporte, hay transportistas desaparecidos que ya nunca regresan y nunca se vuelve a saber de la unidad”.

Puntualizó que a causa de los altos niveles de inseguridad, “los choferes ya no tienen confianza de pararse y quedarse a dormir a la orilla de la carretera, mientras que antes se podían parar donde quisieran, y no había problema”.

Finalmente, el delegado de la Alianza Mexicana de Organizaciones Transportistas comentó que la Policía Federal ha colaborado haciendo su trabajo, pero no ha sido suficiente, porque la delincuencia va en aumento, ya que trae un trasfondo social de la misma situación económica del país.