Vive cuento de hadas

CDMX.- La historia de la mexicana Melissa Barrera parece un cuento de hadas.
En mayo se mudó a Los Ángeles para probar suerte en Hollywood, y, como relámpago, ya está confirmada para protagonizar “Vida”, nueva serie de la cadena Starz (“Spartacus”, “American Gods”).
“Desde que me vine para acá dije: ‘Yo voy a trabajar rápido’. Creo que eso influye mucho en la mente. Cabía la posibilidad de estar varios años antes de conseguir algo, y eso es lo normal.
“Pero los tiempos de cada quién son distintos, no hay reglas. Estoy muy agradecida de que me pasó rápido”, reconoce en entrevista la actriz, que abandonó su exclusividad con una televisora por su aventura.
Karla Souza (“How to Get Away with Murder”), Paola Núñez (“The Son”), Martha Higareda (“Altered Carbon”), Stephanie Sigman (“S.W.A.T.”) y Eiza González (“From Dusk Till Dawn”) se han colocado en la televisión estadounidense, pero no con un crédito principal.
Creada por Tanya Saracho (“Devious Maids”), el “dramedy” “Vida” se grabará en noviembre, totalmente en inglés, en la “Ciudad de las Estrellas”.
Explorará la relación entre Emma (Verónica Osorio) y Lyn (Melissa), dos hermanas, méxico-estadounidenses de tercera generación, que han vivido como “gringas” toda su existencia
La primera es estudiosa, seria y responsable; la segunda, jamás se toma en serio las cosas.
Tras una tragedia familiar, deberán regresar a su lugar de origen (Boyle Heights, al Este de Los Ángeles, donde habita una importante comunidad mexicana) y reencontrase con su pasado.
“Es ese choque de culturas de: perteneces pero no perteneces. Es un discurso muy importante en Estados Unidos con todo lo que está pasando contra los inmigrantes.
“Con lo de DACA revocado quieren deportar muchos americanos de ascendencias hispanas y lo único que conocen es este país. Es muy importante mostrar a nuestra gente en este show”, dice la también cantante, de 27 años.
Oriunda de Monterrey, Melissa hizo fama tras participar en el reality musical “La Academia” y protagonizar, en TV Azteca, telenovelas como “Siempre Tuya Acapulco” y “Tanto Amor”.
Nadie la recomendó para el papel en “Vida”: mandó su audición en un video y, ya en persona, convenció a todos de que era la idónea.
“Fue un proceso muy intenso y difícil, porque al mismo tiempo estaba resolviendo lo de mi visa de trabajo. Fue una aventura que me hizo perder muchas noches de sueño y estar muy nerviosa”, admite. (Mario Abner Colina/Agencia Reforma)