Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU 16-Jan-2020 .-El Gobierno del Presidente Donald Trump violó la ley al retener la ayuda de seguridad a Ucrania, indicó ayer una agencia inspectora federal no partidista en una jornada clave para el juicio político contra el Mandatario.
La Oficina de Rendición de Cuentas (GAO, en inglés) precisó en un informe que la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca (OMB, en inglés) rompió la ley al congelar cerca de 400 millones de dólares al país europeo por «una razón política», pese a que el Congreso había asignado los fondos.
«El fiel cumplimiento de la ley no permite al Presidente sustituir la ley sancionada por el Congreso por sus propias prioridades», afirmó el órgano.
La ayuda en cuestión fue congelada a mediados de año por orden de Trump, pero liberada en septiembre bajo presión del Congreso.
La retención se hizo pública tras una denuncia anónima sobre la llamada telefónica del Mandatario estadounidense con su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelensky, en julio.
En dicha plática, Trump habría presionado al Mandatario de Ucrania para que investigara a sus rivales políticos para su beneficio personal.
La Ley de embargo, promulgada por primera vez en 1974, limita el poder de un Presidente para retener el dinero que ha sido asignado por el Congreso, y requiere la aprobación del Poder Legislativo para hacerlo.
Legisladores demócratas utilizaron el informe como prueba de una «Casa Blanca anárquica» dirigida por el jefe de despacho presidencial interino Mick Mulvaney, director de la OMB y señalado en la investigación que condujo al juicio político de Trump.
«La OMB, la Casa Blanca y el Gobierno violaron, lo afirmo, violaron la ley», dijo la líder de la Cámara baja, la demócrata Nancy Pelosi.
La Administración Trump rechazó rápidamente las conclusiones del informe, y manifestó que se había mantenido dentro de la ley.
«No estamos de acuerdo con la opinión de la GAO», dijo Rachel Semmel, portavoz de la oficina de presupuesto.
«La OMB utiliza su autoridad de distribución para garantizar que los dólares de los contribuyentes se gasten adecuadamente de acuerdo con las prioridades del Presidente y con la ley».
El informe no da lugar a ninguna acción o sanción específica contra la Casa Blanca o Trump.
Por su parte, las autoridades ucranianas informaron que investigarán reportes de que la ex Embajadora estadounidense en Kiev Marie Yovanovitch fue víctima de espionaje ilegal antes de haber sido destituida en mayo.
El anuncio surge días después de que legisladores demócratas publicaran documentos entregados por Lev Parnas, empresario de origen soviético y socio del abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, en los cuales se detallan las estrategias de presión del Mandatario estadounidense en Ucrania.
En unos mensajes de texto que se presentaron como evidencia, Parnas habla de los esfuerzos para difundir información perjudicial sobre Yovanovitch y el ex Vicepresidente Joe Biden, su potencial rival político en las próximas elecciones.
En una entrevista con The New York Times, Parnas afirmó que aunque no habló con Trump directamente sobre los esfuerzos, se reunió con el Presidente en varias ocasiones y Giuliani le dijo que éste estaba al tanto.
«Apuesto mi vida a que Trump sabía exactamente todo lo que estaba sucediendo y lo que Rudy Giuliani estaba haciendo en Ucrania», sostuvo.
El empresario, quien fue arrestado en octubre por cargos criminales federales en gran medida no relacionados, expresó su arrepentimiento por su papel en ayudar a la campaña de presión en Ucrania, pero culpó al Mandatario y a Giuliani.
«Mi mayor arrepentimiento es confiar tanto», lamentó.
«Pensé que estaba siendo un patriota y que ayudaba al Presidente».