Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Roberto Madrazo, ex candidato presidencial del PRI, afirmó ayer que según sus actas de la elección de 2006, Andrés Manuel López Obrador aventajaba al panista Felipe Calderón.
En entrevista radiofónica en XEVT, el priista afirmó que tras los comicios de ese año, Calderón le pidió presentar sus actas para respaldar su triunfo.
“Calderón quería que yo presentara las actas como candidato del PRI, en donde iba a demostrar él su triunfo respaldado en actas del PRI.
“En mis actas Andrés estaba arriba de Calderón, en mis actas, en las del PRI no lo sé”, dijo.
Consideró que de haber hecho el Instituto Federal Electoral (IFE) un recuento total de los votos, el resultado podía haber sido favorable para el entonces candidato del PRD.
“Si el IFE hubiera tomado la decisión de hacer recuento como exigía una parte de la oposición que contendía, casilla por casilla y voto por voto, yo sabía que podía ser un recuento favorable para López Obrador, pero esa no era mi lucha, no era mi lucha entrar a ese debate porque yo tampoco tenía todas las actas”, insistió.
Sin embargo, precisó que aunque la tendencia favorecía a López Obrador, él aún no contaba con toda la información.
“Si yo hubiera tenido la certeza de que en mis actas ganaba López Obrador, no hubiera tenido la duda de dárselas, pero me faltaba información, me faltaban datos, me faltaba documentación”, señaló.
Madrazo consideró que de haber hecho una declaración en favor de uno de los dos candidatos punteros, hubiera dinamitado la vida del IFE y del sistema político.
“Así como yo no podía reconocer que Andrés Manuel ganaba porque me faltaba información, pero la tendencia era clara, yo tampoco podía darle la ventaja a Felipe Calderón porque tampoco tenía la certeza de que hubiera ganado.
“Y para un lado o para el otro yo hubiera quedado muy mal, hubiera dinamitado las cosas”, indicó.
En la elección presidencial de 2006, la diferencia de votos entre Calderón y López Obrador fue de 0.56 por ciento.
Los resultados oficiales del Tribunal Electoral federal dieron al panista 35.71 por ciento de la votación, y al perredista 35.15 por ciento.
El recuento de alrededor de 12 mil casillas (9 por ciento del total) sólo registró una reducción de dos centésimas a los votos de Calderón.