Una mujer proveniente de Michoacán en estado de gravidez que deambulaba con un niño en brazos por calles de la Delegación “Insurgentes”, y que presuntamente fue contactada por una pareja que tiene su domicilio en la calle Sierra Pihuamo, del fraccionamiento Casa Sólida, con la supuesta intención de entregarles en adopción a su hijo a cambio de una fuerte suma de dinero, fue detectada durante la madrugada de ayer por policías preventivos municipales de Aguascalientes de dicho destacamento.
Los hechos se registraron minutos antes de las 2 de la mañana del martes, cuando los uniformados observaron a una mujer en estado de gravidez y con un niño en brazos deambulando sin rumbo por lo que la abordaron para saber si podían ayudarle el algo.
La mujer, de nombre Mónica Ivethe, de 29 años de edad, dijo que había llegado al estado el pasado domingo a las 6 de la mañana procedente de Michoacán, siendo recibida por una pareja que tiene su domicilio en la calle mencionada líneas arriba.
La fémina embarazada dijo que una mujer la contactó vía internet y después platicaron por teléfono acordando presuntamente entregar en adopción su hijo que está por nacer, a cambio de una fuerte cantidad de dinero, pero que el día de ayer por la madrugada se arrepintieron y la supuesta compradora junto con su esposo la sacaron del domicilio para evitarse problemas legales.
Mónica Ivethe agregó que en esta ciudad no tenía familiares ni dónde pasar la noche por lo que los oficiales la trasladaron al Complejo de Seguridad Pública Municipal, concretamente al área de Trabajo Social en donde fue recibida con su hijo de 1 año 8 meses de edad de nombre Kendall Damián.
Cuando la trabajadora social comenzó a dialogar con ella para recabar sus datos, la mujer reiteró lo dicho a los policías, mencionando además que había publicado en internet la venta de su bebé próximo a nacer por lo que fue contactada por una pareja de este estado quienes le prometieron mucho dinero.
Al verse frente a esta oportunidad se trasladó desde su lugar de residencia en Uruapan, Michoacán y al llegar a Aguascalientes fue recibida por la pareja, quienes desde el domingo le brindaron hospedaje en una casa habitación; sin embargo la noche del lunes se arrepintieron de la negociación y prácticamente la corrieron del inmueble sin darle dinero alguno.
Al conocer lo anterior, Mónica, fue trasladada a la Fiscalía General del Estado en donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público del Fuero Común, quien determinará su situación jurídica.

¡Participa con tu opinión!