Delincuentes foráneos fueron capturados por policías estatales, debido a que están involucrados en una serie de asaltos que se habían registrado en los últimos días.
Los sospechosos tomaron como objetivo las tiendas de abarrotes, especialmente donde había mujeres como encargadas.
Ya habían logrado cometer varios robos con violencia, pero finalmente fueron capturados luego de una persecución policíaca.
Quienes ya se encuentran bajo investigación por parte de agentes del Grupo Antiasaltos de la PME, son dos sujetos identificados como Ezequiel, de 30 años, originario de ciudad Juárez, Chihuahua, y Gabriel, de 32 años, originario del Estado de México.
Durante el pasado fin de semana, se registraron una serie de asaltos a tiendas de abarrotes, cuyo modus operandi tenía la característica de que en todos los negocios, había mujeres como encargadas.
De acuerdo a los reportes de las víctimas, en todos los asaltos participaban dos sujetos que se hacían pasar como clientes y después se daban a la fuga en una camioneta Renault Duster, color gris.
Fue el lunes por la mañana cuando policías estatales detectaron la camioneta sospechosa cuando circulaba por la calle Agapanto, en el fraccionamiento Miradores de Santa Elena, por lo que se le pidió al conductor que detuviera la marcha a fin de ser sometidos a una revisión de rutina.
Sin embargo, lejos de obedecer las instrucciones, el conductor imprimió mayor velocidad para intentar darse a la fuga, por lo que se inició una persecución que se prolongó sobre la avenida Rodolfo Landeros Gallegos.
Fue a la altura de la calle Agapante, en el fraccionamiento Los Laureles II, donde varias patrullas de la Policía Estatal lograron cerrarle el paso a la camioneta, obligando al conductor a detener la marcha, siendo detenidos Ezequiel y Gabriel.
Cabe destacar que dichos sujetos en todo momento opusieron resistencia al arresto, e incluso trataron de golpear a los oficiales y los amenazaron de muerte.
Los policías estatales tomaron fotografías de los dos sospechosos y de la camioneta Renault Duster, cuyas imágenes fueron mostradas a las personas que fueron víctimas de robo con violencia, principalmente en tiendas de abarrotes ubicadas en la zona oriente de la ciudad.
Fue así que cuando menos dos mujeres los identificaron plenamente como las mismas personas que las despojaron de sus pertenencias y dinero en efectivo, tras ser amagadas con picahielo.

¡Participa con tu opinión!