CDMX.- En la telenovela original “Cuna de Lobos”, Catalina Creel hizo maldades y fechorías, pero nunca protagonizó un beso apasionado, mucho menos un romance en la historia.
Pero en la nueva versión del clásico, la seducción y la sensualidad serán instrumento esencial de la villana, explicó Juan Ríos Cantú, quien en la trama personifica a un investigador que caerá en los encantos de Catalina, interpretada por Paz Vega.
«El personaje tiene un referente a la versión original, pero no se maneja de la misma manera, tiene a una Catalina, ya villana por excelencia, pero que aprovecha su gran atractivo físico.
«Es muy guapa y recurre a su atractivo, a la sexualidad y la seducción como una manera de convencer a sus aliados para que colaboren con ella y así lograr sus objetivos. Sin escrúpulos, pero con la sexualidad como un ingrediente extra», detalló el actor.
En la producción que alista Giselle González, Ríos Cantú será Omar Vega, un agente de la policía, que tiene como referencia el papel que hizo Humberto Elizondo, como el Inspector Robles, en la telenovela original.
«Es un comandante, un policía ministerial que la conoce por un caso en particular. A partir de eso empiezan a colaborar y él se vuelve su brazo ejecutor, en un instrumento del mal.
«Llega a unos niveles de seducción muy altos para que él haga lo que ella quiere. Así se vuelve en un colaborador incondicional. Creo que la adaptación es muy interesante y muy actual», añadió el tamaulipeco.
A una semana de terminar las grabaciones, que comenzaron en abril, la entrega de Televisa mostrará a la villana como una empresaria en el negocio de joyería y la moda, que pierde un ojo por un accidente por lo que tiene que retirarse del modelaje. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)