Benito Jiménez 
Agencia Reforma

CDMX.- De existir una llamada de emergencia en cualquier zona del país, el Centro de Mando y Control de la Secretaría de Marina podrá intervenir y atender la contingencia en minutos, presumieron comandantes de la Armada de México.
La dependencia estrenó un centro de mando, instalado en la sede de la Marina en la Ciudad de México, desde donde monitorea los sucesos de emergencia en tiempo real a través de imágenes satelitales, buques y aviones navales.
“Como Centro de Mando y Control somos el único donde recibimos las alertas emitidas por radiobalizas del sistema satelital; nosotros recibimos las alertas desde buques, aviones o personas; el centro de mando potencializa la respuesta de unidades aéreas, terrestres o marítimas en coordinación con dependencias de los tres niveles de gobierno”, dijo el Capitán de Navío Mario Antonio Bautista Correa, Jefe del Grupo de Coordinación y Enlace Operativo del C2.
El centro proporciona al alto mando una respuesta inmediata y efectiva en las operaciones de búsqueda y rescate, con el fin de salvaguardar la vida humana en la mar, mediante la localización de personas, asistencia médica, evacuaciones marítimas o aéreas y apoyo a embarcaciones.
No obstante, el instrumento de vigilancia también abarca la detección de tráfico de drogas u otras amenazas a la seguridad nacional, incluso en tierra o por aire.
REFORMA visitó el centro de mando, que depende del Estado Mayor General de la Armada de México.
Cuenta con una sala de crisis, una de monitoreo y una de vigilancia relacionada con la seguridad nacional.
Las instalaciones fueron estrenadas hace tres meses, aunque como Centro Coordinador de Búsqueda y Rescate Marítimo existe desde 2008.
La última emergencia que atendió la Marina fue el rescate a inicios de año de un grupo de jóvenes en el Pico de Orizaba, con el envío de un helicóptero para una persona que presentaba una fractura.
No obstante, también ha detectado desde un avión de inteligencia Persuader a narcotraficantes de cocaína en aguas del Pacífico, a quienes ha interceptado principalmente frente a las costas de Guerrero, Oaxaca y Chiapas.
“Siempre estamos monitoreando todas las actividades que se realizan en ambos litorales, damos seguimiento a los huracanes y sismos, tenemos coordinación con todas las dependencias de los tres niveles de gobierno para prevenir amenazas de buques, aviones o personas”, destacó Bautista.
“La misión es mantener el dominio del entorno marítimo que ayude al mando a tomas decisión para salvaguardar la vida en la mar”, añadió el Capitán de Navío Mario Alberto Limas López, director accidental del C2.

¡Participa con tu opinión!