El presidente de la Unión Ganadera Regional Aguascalientes, Juan Pablo Franco Díaz señaló que la producción lechera disminuye entre un 10 y 20 por ciento cuando sopla el viento frío por el estado, tal y como ha estado ocurriendo en las últimas semanas, donde los productores han estado trabajando para tener mejores establos y protegerlos del aire.
Aclaró que la producción de leche se mantiene normal cuando no se presenta viento en los establos, aun y cuando haya mucho frio, pero si existe aire los animales de inmediato dejan de beber agua y en consecuencia se desploma la generación de leche, la cual se produce por el líquido que ingieren las vacas.
No obstante reconoció que el clima frío puede desencadenar neumonías en ganado chico, pero el medio ambiente se encuentra en un estado tranquilo, y sin duda ha mejorado la perspectiva para el año 2020, ya que existe una mayor humedad en la tierra.
Agregó que la caída de lluvia es muy buena para el campo, ya que Aguascalientes provenía de un año 2019 muy seco y esta agua representa un aliciente para todos los cultivos de invierno, en proceso de crecimiento los alimentos.
El dirigente de la UGRA mencionó que después de que pasan los vientos se recupera la producción de leche, pero cuando se presenta el aire el impacto puede oscilar de un 10 a un 20 por ciento, de acuerdo a las condiciones de protección en que se encuentren los establos.