Este año ha sido difícil en cuanto a la atención de las necesidades de salud en Aguascalientes, y el panorama no se ve distinto para el siguiente año, pues a la par que será eliminado el Seguro Popular para dar entrada al Instituto de Salud para el Bienestar, habrá un recorte presupuestal para este sector que afectará aún más.

La diputada Margarita Gallegos Soto expresó que el Gobierno del Estado deberá ser más audaz para atender los requerimientos de salud y no poner en riesgo a la población, pues ya de por sí este año se enfrentaron brotes de algunas enfermedades, pero por fortuna se lograron contender mediante la atención inmediata y gracias a las campañas permanentes de vacunación y de salud.

Consideró que por parte del Gobierno Federal se ha seguido una estrategia fallida en materia de salud, en el campo, en desarrollo social, las guarderías y en materia económica, por eso es que el país ha perdido imagen y credibilidad en el ámbito mundial, “pero debe tener claro que con la salud no se debe jugar y lo que se requiere son recursos”.

Una de las principales demandas de la sociedad es la atención en materia de salud y ante la necesidad de recursos, los directivos de los hospitales han llegado al Congreso en busca de apoyo para que en el presupuesto de egresos local se les considere, sin embargo, “milagros no podemos hacer” y se quisiera que el Gobierno Federal tuviera una mejor decisión.

La presidenta de la Comisión de Salud en el Congreso del Estado comentó que habrá que conocer cuál es la estrategia que tiene en materia de salud el Gobierno Federal, pues hasta ahora sólo se tienen las generalidades como la desaparición del seguro popular que mucho ayudó a las familias que no tienen seguridad social y ahora al concentrar todo en el ISABI, se espera saber cómo es que funcionará, en espera que el recorte del presupuesto no afecte más.