De acuerdo a la Ley de Movilidad, en marzo se hará un ajuste tarifario al transporte público. Los taxistas demandan aumento, pero no han presentado petición formal sobre el monto del banderazo y “caídas”, es decir el cobro por tiempo y kilometraje.
Por lo que toca a los urbaneros, insisten en que la cuota sea de 10.50 pesos, lo que significaría un incremento desproporcionado del 40% respecto a la tarifa actual, aunque en su momento serán las autoridades de Movilidad las que hagan el planteamiento al Ejecutivo, con base en el estudio realizado, para que éste resuelva.
De acuerdo al Artículo 138 de la citada Ley, para la determinación de las tarifas se tomarán en cuenta varios elementos, el costo de operación del tipo de servicio de que se trate; las obligaciones fiscales que deban ser cubiertas de acuerdo con la normatividad aplicable a cargo de los concesionarios y permisionarios; los incrementos que sufra el salario mínimo; y el Índice Nacional de Precios al Consumidor publicado por el Banco de México.
En tanto, el Artículo 139 especifica que las tarifas se establecerán con base en los estudios y análisis especializados y técnicos que se lleven a cabo de acuerdo con cada tipo o modalidad del servicio de transporte, los cuales serán sancionados por la Coordinación de Movilidad (Cmov).
El Artículo 140, señala que la tarifa técnica es el resultado de los costos de operación de los servicios de transporte, dividida entre la cantidad de usuarios del servicio; y la tarifa pública es el pago que realiza el usuario del transporte público por el servicio recibido, que incluye la utilidad del prestador del mismo.
Además, la tarifa preferencial es el pago que realiza el usuario que por sus condiciones se encuentra incluido en los supuestos de descuento previstos en esta Ley; es decir, estudiantes, senectos y personas con discapacidad.
Las tarifas deberán calcularse para cada modalidad de transporte público, a excepción del servicio de taxi, en el cual no aplicará la tarifa preferencial.
Sobre el Artículo 141, la determinación de la Cmov por medio de la cual se fije la cuantía de las tarifas, se publicará a más tardar el último día de marzo de cada año en el Periódico Oficial del Estado, y por otros medios.
No obstante (Artículo 142), el gobernador del Estado por medio de la Secretaría General de Gobierno, podrá modificar en cualquier momento las tarifas del transporte público cuando exista una causa de interés general.