Jesús Alejandro Aizpuru Zacarías

Como olvidar aquellas épocas en que Carlos Ahumada se grababa dando dinero al círculo cercano de Andrés Manuel López Obrador, pareciera que aquellos tiempos están por volver.

Hace apenas escasos 10 días la agencia de noticias Quadratín difundió un video en donde aparece Rodrigo Vallejo <hijo del Ex gobernador de Michoacán> conversando y bebiendo una Tecate Light con Servando Gomez, La Tuta, y del cual comentamos la semana pasada. A partir de la difusión del mismo, la PGR comenzó con las indagatorias, para después consignar a Rodrigo, bajo el probable delito de encubrimiento <delito tipificado como no grave>.

Pero tal parece que esta historia va para largo, y los protagonistas serán varios. Ahora el turno fue para la Alcaldesa Priista del municipio de Pátzcuaro, Salma Karrum Cervantes, quien aparece en el video difundido por el diario La Razón, solicitando el apoyo al Tony, líder de los Templarios en aquella plaza para encontrar a los homicidas de su yerno. La Edil, también solicita un encuentro con La Tuta, y durante el video deja entrever los acuerdos que se tenían con los Caballeros Templarios, incluso, afirma haber entregado espacios dentro de la administración municipal a miembros de ese grupo delictivo; reniega de los militares y dice: “Me siento más segura con ustedes que con la policía, se lo digo de corazón”. Reitera su preocupación sobre si su colaboración con lo que llama “la empresa” ha sido adecuada y pregunta en qué falló.

Como podemos ver, éste video, al igual que el otro, solo dejan de manifiesto el servilismo por parte de los gobernantes michoacanos hacia con los capos, es evidente que el verdadero control lo llevaban la delincuencia organizada y que en el estado de Michoacán existía un cogobierno.

Evidentemente este tipo de material, resulta sumamente atractivo para las agencias de noticias, y para la población en general, pero debemos preguntarnos cuántos videos más saldrán a la luz, qué otros “actores famosos” serán los protagonistas, y con qué fines se llevaron a cabo este tipo de videos.

Estas interrogantes deben surgir, en virtud de que estamos acostumbrados a pensar mal, y casi siempre acertar. No podemos descartar que el material se pudiera encontrar en poder de grupos políticos que busquen hacer evidentes las deficiencias de los gobiernos michoacanos, con el único fin de lucrar electoralmente, o bien, podría ser que se encuentren en manos de alguien que solo busque evidenciar la forma de cogobernar entre políticos y delincuentes, o simplemente en manos de la delincuencia como forma de chantaje o extorsión a los protagonistas por parte del cártel.

Será difícil saber a ciencia cierta quienes se encuentran detrás de estos videos, lo que es un hecho que ya no se puede negar, es la existencia de un verdadero Narcogobierno en Michoacán.

Les agradezco el valor de su atención, y los espero de nueva cuenta la próxima semana.