Por: Octavio Díaz García de León

La idea: Tanto Fox como López Obrador representaron la esperanza de cambio de millones de mexicanos cansados y decepcionados de los regímenes del PRI. Desde enfoques diferentes, uno empresarial y otro estatizador, coinciden en algunas medidas. En ambos casos, las expectativas que la población puso en ellos son enormes, pero con el mandato que recibió AMLO en las urnas tiene más posibilidades de llevar adelante sus propuestas que Fox.

Se dan algunos paralelismos entre lo que ha manifestado López Obrador (AMLO) ya como virtual presidente electo y lo que en su momento dijo e hizo Fox, respecto al CISEN, el Estado Mayor Presidencial y Los Pinos. También ambos basaron su campaña en prometer que combatirían la corrupción de los gobiernos anteriores y se comprometieron a reducir los gastos de la burocracia, ya que entonces como ahora, había excesos.

Recordemos que el presidente electo Fox había planteado desaparecer al CISEN, por las mismas razones que ahora esgrime AMLO: que era un organismo al servicio del partido en el poder que se dedicaba a espiar a los opositores políticos.

Al final el presidente Fox no desapareció al CISEN, pero le limitó mucho los recursos, tal y como hizo con muchas otras áreas de gobierno, ya que hubo una importante reducción de gastos en ese sexenio. El CISEN, durante el gobierno de Fox, quedó a cargo del ahora ministro de la Suprema Corte, Eduardo Medina Mora, quien lo mantuvo operando en los mismos términos que en el pasado.

Ahora el presidente electo López Obrador quiere cambiarle de nombre, quitar algunos funcionarios (Pero no a la vieja guardia), revisar sus funciones y adscribirlo a la Secretaría de Seguridad Pública. Esto último es un error porque las labores de seguridad nacional son muy diferentes a las de seguridad pública tal y como lo he publicado en esta columna (https://octaviodiazgl.blogspot.com/2012/08/que-es-la-seguridad-nacional.html) y como muchos expertos lo han señalado.

Sería muy sano que revise en qué se gastaron los recursos extraordinarios que se le dieron al CISEN en este sexenio, especialmente cómo y en que se gastó la partida de seguridad nacional. En total se le dieron al CISEN más de 31 mil millones de pesos, cifra muy superior a sexenios anteriores (https://octaviodiazgl.blogspot.com/2018/02/espias-descubiertos.html), la mayoría de los cuales se fueron a gastos de seguridad nacional de los cuales no hay rendición de cuentas.

En cuanto al Estado Mayor Presidencial (EMP), hay que recordar que Fox no quería que se hicieran cargo de su seguridad y por ello tenía su propio cuerpo de seguridad privado. Sin embargo, una vez que llegó a Los Pinos, el EMP operó de manera normal y Fox ya no insistió en desaparecerlo.

AMLO ya dijo que reintegrará al EMP y a Guardias Presidenciales al Ejército. Habrá que ver cómo piensa resolver el problema de su seguridad pues cualquier presidente requiere de seguridad personal y apoyo logístico para sus actividades. Si no quiere hacerlo, valdría la pena que le informen acerca de las innumerables amenazasque reciben todos los presidentes y los riesgos que corren.

Otro aspecto en donde hay coincidencias es que cuando Fox llegó a Los Pinos, le pareció excesiva y lujosa la residencia presidencial por lo que decidió convertirla en oficinas y se mudó a dos “cabañas” que existían dentro de Los Pinos situación que se mantuvo con Calderón. Cuando llegó Peña, desapareció las oficinas de la residencia y la volvió a utilizar como vivienda presidencial.

AMLO llega con la misma actitud de austeridad que Fox, aunque su propuesta es dejar Los Pinos para que se convierta en museo. Será importante ver dónde va a vivir, si tendrá la seguridad necesaria y no ocasionará problemas de tráfico con sus traslados.

Otro aspecto que enfatizó Fox fue el combate a la corrupción creando instancias para ello, programas anti corrupción, emitiendo la Ley de Transparencia y la Ley del Servicio Profesional, entre otras medidas anticorrupción. También recortó gasto se implementó fuertes programas de austeridad. Por ejemplo, congeló sueldos y salarios del personal de confianza en el 2001, mismos que han seguido congelados hasta ahora por lo que en términos reales los sueldos de este personal han perdido un 50% de su valor.

Fox desapareció subsecretarías, direcciones generales, secretarios particulares, quitó coches para funcionarios, obligó a que los vehículos llevaran un logotipo de la dependencia o entidad a la que pertenecían y redujo viáticos, entre otras muchas medidas de austeridad.

 AMLO ya anunció un programa de austeridad ante el gasto descontrolado que se tuvo en el sexenio que termina. Falta que anuncie su programa anticorrupción del cual solo se han esbozado algunas ideas.

Ya sabemos lo que pasó con Fox, quien, si bien tuvo un gobierno con resultados satisfactorios, la gente le reclama que no desmanteló al viejo PRI y quedó a deber en diversas áreas. AMLO, por su parte, tiene al Congreso de su lado, cosa que no tuvo Fox, así que tendrá más oportunidades de impulsar sus programas.

________________________________________________________________

Https: //octaviodiazgl.blogspot.com                             Twitter: @octaviodiazg

 

¡Participa con tu opinión!