La capilla del Santísimo Sacramento en la Orden de las Madres Adoratrices fue el recinto sagrado para la primera comunión de Victoria González Ramírez.
La neocomulgante compartió inolvidables momentos con sus seres queridos, entre ellos sus orgullosos papás, Guillermo González y Claudia Ramírez, quienes se mostraron dichosos al presenciar tan especial acontecimiento en la vida de su hija.
Al terminar la celebración religiosa, la familia anfitriona ofreció cálido festejo en el salón Quinta Magnolias del Gran Hotel Alameda, donde la festejada gratamente departió con sus familiares y amigos más cercanos, de quienes no sólo recibió felicitaciones, también lindos obsequios.