A sus sesenta y cuatro años de vida arribó Vicente Romo Luévano, motivo por el cual fue festejado por sus seres queridos.
La cita fue en conocido residencial ubicado al norte de la ciudad, donde el cumpleañero dio cordial bienvenida a sus allegados, quienes acudieron puntualmente a la celebración, dispuestos a disfrutar el agradable convivio en compañía del homenajeado.
La organización del evento corrió a cargo de su esposa, Araceli Chávez y sus hijas, Daiko y Oyuki Romo.
El festejo se prolongó por varias horas de la tarde, brindando al cumpleañero la oportunidad de refrendar lazos de amistad con sus seres queridos.