Analine Cedillo
Agencia Reforma

Cuando al viajar se atraviesan dos o más husos horarios, una temible consecuencia es padecer jet lag, un trastorno del ritmo circadiano que se manifiesta con ganas de dormir a plena luz del día, o tener hambre de madrugada.
Volver a sincronizar el reloj biológico puede tomarle al cuerpo entre dos y cuatro días, apunta Ulises Jiménez, médico responsable de la Clínica de Trastornos del Sueño (CTS) de la Facultad de Medicina de la UNAM.
La clave para combatirlo es tratar de adaptarse al destino lo antes posible, recomienda el experto. Esto es: nada de encerrarse a dormir todo el día refugiado en las cortinas blackout. También hay que evitar las siestas y acumular el sueño para la noche; procurar hacer ejercicio al aire libre por las mañanas, exponerte a la luz ambiental y adecuar tus horarios de alimentación a los del destino.
Hacer frente al jet lag se complica cuando el viajero padece alguna enfermedad del sueño: insomnio, ronquido o pausas en la respiración (apneas), subraya Jiménez, por lo que sugiere buscar atención médica antes de emprender la travesía.
«Si una persona ya tiene insomnio y además mueve sus horarios debido a que ha viajado, si batallaba una hora para dormir, esto se puede agravar a tres o cuatro horas, dependiendo de a dónde vaya», explica el responsable de la CTS.
Algunos de los síntomas del insomnio son dificultad para dormir, despertares o interrupción completa del sueño en cualquier punto de la noche, acompañado de nerviosismo, irritabilidad y ánimo depresivo. Cuando éstos se han mantenido por varias semanas, el trastorno no se va a corregir espontáneamente y hay que buscar atención, enfatiza el médico.
A las personas que padecen ronquido o que duermen con la boca abierta, el médico también sugiere atenderse con un especialista, pues de por sí esta condición provoca cansancio y sueño durante el día, lo que se puede agravar con una alteración del ritmo biológico durante un viaje.
En cuanto al uso de pastillas de melatonina para eliminar el jet lag (una hormona producida por el cerebro que ayuda a dormir), Jiménez señala que éstas deben ser indicadas por un médico, con base en el destino, el número de husos horarios que se cruzarán y otras enfermedades del sueño que pueda tener el paciente.
Finalmente, para garantizar un descanso reparador durante el vuelo, el responsable de la CTS recomienda tratar de controlar el ruido alejarse de las fuentes de iluminación como el celular o la pantalla de entretenimiento, si es hora de dormir.

5 consejos contra el jet lag:
* Levántate temprano y acóplate lo antes posible al horario del destino.
* Evita ingerir grandes porciones de alimentos durante la cena. Aléjate de los grasosos y altamente condimentados.
* Respeta los horarios de alimentación en el destino, menténte bien hidratado y no te duermas con hambre.
* Evita automedicarte. El uso de somníferos debe ser indicado por un especialista.
* No uses bebidas alcohólicas con la idea de provocar el sueño.

¿Necesitas atención?
La Clínica del Trastornos del Sueño de la Facultad de Medicina de la UNAM está abierta a todo el público para consultas en Ciudad Universitaria y el Hospital General de México. Es posible agendar una cita al teléfono 5623-2300 Ext. 41624 y 41625, o a través de la dirección de correo electrónico contacto@clinicadelsueno.com.mx.

clinicadelsueno.com.mx