Luego de la gran cantidad de quejas en redes sociales, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) emitió un requerimiento de información a Ticketmaster por la venta de boletos de la NFL.

El martes fue la preventa de entradas para el partido entre Patriotas y Raiders del próximo 19 de noviembre en el Estadio Azteca y un día después para las personas con registro, pero muchos acusaron de “fraude” porque el sitio falló y se agotaron en cuestión de minutos.

“Por instrucción del Procurador Federal del Consumidor, Rogelio Cerda Pérez, se inició una verificación, a través del requerimiento, luego de que cientos de usuarios interesados en adquirir un boleto manifestaron su inconformidad, a través de las redes sociales, por presuntas irregularidades en el proceso de reventa, en el que se habrían agotado las entradas disponibles.

“Ante esta situación, la Subprocuraduría de Verificación notificó este jueves a la empresa, con sede en la Ciudad de México, para que en un plazo no mayor a 5 días hábiles proporcione la información solicitada”, indicó la Profeco en un comunicado.

En dicho boletín, la procuraduría explica que tiene facultades para verificar, a través de visitas, requerimientos de información o documentación, monitoreos o por cualquier otro medio, el cumplimiento de la Ley Federal de Protección al Consumidor y las Normas Oficiales Mexicanas que le resulten aplicables a los productos, bienes o servicios, para promover y proteger a los consumidores.

En el sitio de reventa StubHub, donde se podían encontrar boletos casi al mismo tiempo que arrancó la venta oficial, hay entradas disponibles desde los 11 mil pesos hasta los 50 mil.