CDMX.- Quería convertirse en la representante de España en Miss Universo, se preparó arduamente para caminar bonito mientras sonreía, mover la manita y hasta coquetear con la cámara, pero Pilar Magro nunca se preparó para eludir la alberca.
La representante de la provincia de Cáceres, quiso llamar la atención de los jueces dando una vuelta mientras se contoneaba al borde de la piscina, sin embargo, calculó mal su giro y terminó su “momento glorioso” empapada y avergonzada.
Y es que en el video, que se hizo viral en pocas horas, miembros de staff del concurso se lanzaron al agua para ayudar a Magro, quien inmediatamente salió de la alberca, se sentó en la orilla y se tapó el rostro para que no la vieran llorar de pena. (Alan Luna/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!