Entrevistado por El Heraldo, el delegado estatal de Programas para el Desarrollo en Aguascalientes, Aldo Ruiz Sánchez, consideró que el Primer Informe del presidente Andrés Manuel López Obrador fue “atípico y sin protocolos”, donde se resaltó la lucha que mantiene el Gobierno contra la corrupción y la impunidad. El funcionario federal aseguró que por primera vez en más de 70 años se rompió con toda la parafernalia y los rituales que solía hacer la clase política

En cuanto a los cuestionamientos de los empresarios sobre la falta de fomento a la inversión y generación de empleo por parte del Gobierno Federal, Ruiz Sánchez desdeñó sus comentarios, afirmando que los verdaderos empresarios, como los que estuvieron en la conferencia mañanera del presidente, están tranquilos y optimistas; “se está buscando la macro inversión, lo otro nos parece que corresponde a una estrategia de desgaste hacia el Gobierno, pero como lo dijo el presidente en su informe, la oposición ‘moralmente’ está derrotada”, finalizó.

Asimismo, ponderó la estrategia que permitió que el fenómeno del robo de combustibles se redujera hasta en un 97% en los primeros días y  consideró que ahora el problema está resuelto.

En la parte social, Ruiz Sánchez resaltó que ya se tiene a un padrón de 20 millones de beneficiarias y beneficiarios, de los cuales 120 mil pertenecen a Aguascalientes, lo cual también es inédito porque de esta manera se garantiza que los recursos lleguen a quienes más lo necesitan. “Son 9 meses apenas de Gobierno donde nos dimos cuenta, a través del censo, de muchas cosas, lo que nos permitió atacar y dar tiros de precisión bastante concretos para poder empezar a recuperar el tejido social. Eso también fue muy importante, eso es un trabajo que se le debe mucho a los servidores de la nación”.