Atado de manos se encuentra el Instituto de Transparencia del Estado de Aguascalientes (ITEA), para poder incorporar a la concesionaria de agua potable Veolia como sujeto obligado, y que con ello pueda responder a solicitudes de transparencia que den claridad a su operatividad.

El comisionado Marcos Javier Tachiquín Ruvalcaba reconoció que no ha sido un proceso fácil, en donde la falta de voluntad de parte de la empresa ha sido el principal obstáculo.

Entrevistado sobre el avance que tienen para que Veolia pueda responder por obligación a cuestiones de transparencia, el Comisionado detalló que se han logrado avances desde hace más de medio año para cumplir el propósito antes mencionado.

Agregó que a pesar de que la concesionaria es una empresa privada, al manejar también recursos de carácter público estaría obligada a transparentar sus ejercicios, labor que incluso pudiera quedar resuelta a finales de año.

Tachiquín Ruvalcaba indicó que actualmente se viene trabajando en que sean resueltos aspectos técnicos, además de buscar empatar las obligaciones a las que se espera sea incorporada la concesionaria, con leyes tanto general y estatal.

«Ha sido un poco más complejo por las cuestiones jurídicas, pero el tema no está olvidado y se está trabajando. El manejo de recursos públicos es el argumento, pero no deja de ser un tema complicado, principalmente por la falta de voluntades», concluyó.