Venganza no es justicia, advirtió el presidente del Poder Judicial del Estado, Juan Manuel Ponce Sánchez, al condenar un nuevo caso de homicidio en la entidad, donde la causa aparente fue sancionar a un ladrón frecuente.

Expuso que la justicia por propia mano no es válida ni mucho menos legal y en cambio se convierte en una situación delicada para quienes osan aplicarla, porque terminan envueltos en una situación de ilícito.

Recordó que la única situación prevista en la ley es que si se sorprende a alguien en el domicilio personal, robando dentro o fuera de éste, así como si se observa que alguien está cometiendo un delito, se le puede detener en flagrancia y ponerlo a disposición de la autoridad para que ésta proceda.

También está prevista la posibilidad de una acción en defensa propia que exige ciertas condiciones para acreditarla y entonces el ciudadano involucrado no se mete en ningún problema.

Sin embargo, ha habido otros casos en Aguascalientes donde se cometió un delito porque no se demostró la situación obligada a la legítima defensa, y los responsables de ellos están procesados.

En ese sentido, dijo que este año se han registrado tres situaciones similares, donde se hizo justicia por propia mano y la Fiscalía entró a investigar y determinar si efectivamente se actuó en tal sentido, dadas las circunstancias, o si concurrió alguna justificación concreta.

“Y es que hay ocasiones en que se repele una agresión y se actúa en exceso y en otras no hay tal agresión, sino una situación interpersonal entre la víctima y el victimario donde no tiene nada que ver el intento de defenderse, sino que es claramente un delito perpetrado”.

Ponce Sánchez subrayó que las situaciones de esa naturaleza son complejas y la insistencia a la ciudadanía es que la gente actúe apegada a la ley y no la quiera traspasar creyendo que está haciéndose justicia a sí misma, porque puede convertirse en la figura procesada con los daños colaterales que ello acarrea.

“Una persona que comete un ilícito de tal naturaleza queda detenida porque el homicidio es un delito grave, y la afectación que se origina lo es también y no había necesidad de ello”, concluyó.