Zedryk Raziel
Agencia Reforma

Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, afirmó que en su proyecto de gobierno se respetan las religiones de la militancia, así como a los no creyentes.

López Obrador calificó como una campaña de guerra sucia la difusión de volantes en los que se acusa a Morena de querer someter la Iglesia católica al Estado.

“Nosotros somos respetuosos y veneramos a la Virgen de Guadalupe y a Benito Juárez”, afirmó tras un acto de campaña en Ciudad Guzmán, Jalisco.

En entrevista con medios, afirmó que, de ganar la elección del 1 de julio, se instaurará un gobierno democrático en el que se garantizarán las libertades de los ciudadanos.

“Yo estoy muy consciente de que el pueblo de México tiene veneración por la Virgen de Guadalupe, como tiene veneración por Juárez, como tenemos los mexicanos veneración por las madres, como tenemos también los mexicanos mucha veneración por nuestra Patria.

“Entonces, no vamos nunca a ofender las libertades del pueblo. Nosotros estamos luchando para construir una auténtica democracia, no para hacer una dictadura; esto es parte de una campaña sucia, negra, vil, para desprestigiar al movimiento”, advirtió.

El tres veces candidato presidencial expuso que en su partido hay diversidad y se profesa el respeto.

“Yo quiero decirles a todos los ciudadanos que en este movimiento hay millones de católicos, millones de evangélicos y millones de librepensadores, somos respetuosos de la libertad de creencia.

“En mi caso, como decía Ignacio Ramírez, ‘El Nigromante’, yo me hinco donde se hinca el pueblo, yo respeto la religión del pueblo, nosotros lo que buscamos es que nuestro pueblo salga de la pobreza, queremos que triunfe la justicia sobre el poder, y somos respetuosos de todas las religiones”, sostuvo.

‘Hace seis meses no voy al médico’
López Obrador afirmó que está bien de salud y que hace seis meses no va al médico a revisarse del corazón por el infarto que sufrió hace cinco años.

El candidato presidencial justificó que no ha tenido tiempo para atenderse.

“Yo no voy a ver al médico desde hace seis meses, la verdad que no lo celebro, tengo tache, porque todos debemos, cuando se tiene un infarto, atendernos periódicamente, pero hace seis meses no veo al médico, y no estoy atendiéndome de nada”, aclaró.

“Ya va a haber tiempo después del día primero (de julio)”, dijo.

El morenista afirmó que está “al cien”, y reiteró que son falsas las versiones de que un médico le da consulta cada 15 días.

¡Participa con tu opinión!