Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El concurso para designar jueces federales se ha convertido en un dolor de cabeza para el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).
El pleno del organismo judicial canceló ayer el 28 Concurso Interno de Oposición para la Designación de Jueces de Distrito, después de que encontró indicios de compra-venta de las preguntas del examen.
Según información del CJF, concursantes confesaron a la autoridad que les ofrecieron los reactivos a cambio de dinero y algunos incluso pagaron por la información.
La investigación interna que lleva a cabo el Consejo apunta contra un ex funcionario, quien tendría la complicidad de un servidor público en activo.
La convocatoria para el concurso fue lanzada el 12 de octubre pasado y se inscribieron 2 mil 601 aspirantes; el examen se realizó el 4 de enero y sólo pasaron a la segunda ronda 91 concursantes.