Cecilia de Santos Velasco
El Heraldo

Con la fecha de vencimiento este jueves del periodo de inscripciones a la educación básica, el director del IEA, Raúl Silva Perezchica, llamó a los padres de familia de las comunidades rurales a realizar este proceso este día, o de lo contrario se corre el riesgo de que no se integren grupos de hasta 35 estudiantes e incluso tengan que pasar al sistema del Conafe, no más el regular.
Al señalar que hasta el 85 o 90% de los posibles nuevos estudiantes en preescolar, primaria y secundaria en la zona rural del Estado, han acudido para inscribirse, el titular del Instituto de Educación expresó que muchos papás piensan que los lugares de sus hijos están seguros por vivir en lugares que no tienen problemas de ocupación en las escuelas.
El 10 o 15% que faltan por inscribirse en las áreas rurales, se traducen en más de 2 mil estudiantes, lo que es una cifra importante porque involucra a municipios como Pabellón de Arteaga, Calvillo, Rincón de Romos.
En entrevista con El Heraldo, el funcionario mencionó que del proceso de inscripción total concretado, sólo el 10% lo realizó por la vía electrónica, el resto lo hizo en físico, acudiendo directamente a los planteles educativos, donde los padres de familia invirtieron mucho tiempo que pudieron ahorrarse si hubieran aprovechado la misma facilidad en Internet.
Silva Perezchica mencionó que la intención del Instituto de Educación al realizar este periodo de inscripciones en febrero tiene el propósito de construir los grupos de 35 estudiantes en primarias y secundarias, por lo que se necesita de tiempo para acomodar los grupos en las comunidades rurales y urbanas, y así considerar el número de docentes y aulas requeridas para el ciclo escolar 2018-2019.
Luego, reconoció el apoyo del magisterio local con la fusión de grupos en comunidades rurales, porque la población estudiantil va en descenso y en lugar de que queden los grupos de 35, apenas llegan a 20 o 15, y esa situación obliga a la autoridad a no poder prestar el servicio educativo de manera regular y llevar el servicio de Conafe.
“Entonces con esta estrategia de inscripciones en febrero se busca potenciar incluso a algunas comunidades, donde varios estudiantes de unas comunidades se llevan a otras para darles el servicio educativo regular, pero para ello se necesita tener claro el número de alumnos con que se contará en el siguiente ciclo lectivo”.
Finalmente, indicó que el IEA tiene un estudio de cuántos se encuentran en los grupos actualmente, pero no se sabe si los alumnos pasarán a esa misma escuela o si la familia se cambiará a otro plantel educativo dentro o fuera de su comunidad, en el estado u otra región.