Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Gobernación (Segob) advirtió que 60 mil empleos directos e indirectos están en riesgo por el bloqueo a la mina Peñasquito, ubicada en Zacatecas.
En un reporte sobre la situación del conflicto, exhortó a las partes a reintegrarse a las mesas de negociación para poner fin al bloqueo y reabrir la mina.
«La suspensión de la mesa de trabajo se debió a que una de las partes (los ejidatarios) incumplió con los acuerdos, al mantener el bloqueo en la mina y no permitir la operación de la misma», apuntó en un comunicado.
El conflicto inició el 27 de marzo, después de que conductores de camiones bloquearon el acceso y pobladores acusaron a la empresa de haber agotado el suministro local de agua.
A mediados de junio, y tras 50 días de paralización, la empresa estadounidense Newmont Goldcorp había reanudado sus envíos de concentrado de oro luego de alcanzar un acuerdo con trabajadores y autoridades.
No obstante, el 14 de septiembre, ejidatarios y una contratista bloquearon de nuevo el acceso al yacimiento por reclamos ambientales.
Al día siguiente, la empresa Newmont Goldcorp informó que suspendía las operaciones en la mina ubicada en el Municipio de Mazapil.
Según la Segob, las partes han resuelto 14 de 19 puntos en conflicto, sin embargo, el pasado jueves los manifestantes se volvieron a manifestar lo que detonó el despliegue de un grupo de 100 elementos, entre integrantes de la Guardia Nacional y de la Policía Estatal Preventiva.
El sábado el Gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello, aseguró que el operativo no es para que haya represión, sino para que se facilite el acceso a la mina.
Aseveró que, de continuar el bloqueo, la empresa le informó que cerrará nuevamente sus actividades temporalmente hasta tener condiciones para hacerlo, y que sólo entablarán una mesa de diálogo con los inconformes, si éstos desbloquean las entradas.