Yarek Ariatna Gayosso Vázquez 
Agencia Reforma

CDMX.- Alrededor de 300 aficionados provenientes desde Estados Unidos hasta Argentina se reunieron en un restaurante de la Ciudad de México para ver el juego entre Chiefs y Rams que se canceló la semana pasada y el cual se iba a jugar originalmente en el Estadio Azteca.
Aún sin el reembolso de sus entradas, vieron y celebraron por televisión el partido que se realizó finalmente en Los Ángeles.
“Ya corrían rumores en las páginas de Facebook que sigo en Carneros Latinos y Rams Fans MX, desafortunadamente ahí me enteré de que se iba a jugar en Los Ángeles y fue una gran decepción, nosotros somos muchos aficionados de los Rams, aunque no sea el equipo más popular en México somos un grupo muy sólido.
“Era una oportunidad gigantesca para presenciar un espectáculo de primer nivel, teníamos preparado todo para ir al evento, tenemos amigos de Argentina y se quedaron en el limbo, varios amigos vinieron de Estados Unidos”, contó Rodrigo Cardoso.
El aficionado de los Rams compró 4 boletos por los que gastó poco más de 4 mil pesos y después de una semana no ha recibido su reembolso.
“Las comisiones es algo que no nos van a regresar por lo que tengo entendido, nos van a reembolsar a la tarjeta de crédito y queremos ver cómo se puede meter una queja y ver si nos reembolsan la comisión.
“La experiencia con los amigos es muy valiosa, con todos los aficionados, pero todos estamos defraudados porque queríamos ver a los jugadores en vivo, en el Estadio Azteca”, afirmó Cardoso, en Buffalo Wild Wings.