Los casos de enfermedades de transmisión sexual registran una disminución en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
De acuerdo con datos del Instituto, en 2015 se contabilizaron 8 mil 183 derechohabientes con alguna afectación de este tipo; en 2016, la cifra se ubicó en 7 mil 718 y, en el primer semestre de 2017, se registraron 4 mil 65 casos.
Las infecciones por virus del papiloma humano (VPH), VIH, hepatitis B, sífilis, clamidia, gonorrea y herpes son las más comunes, explicó la coordinadora de Educación e Investigación en Salud del Hospital General de Zona No. 48 del IMSS, Sandra Hernández Cid de León.
Para disminuir el contagio de estas enfermedades, tanto en adolescentes como en adultos económicamente activos, a través de Prevenimss se orienta a la población sobre la importancia de vacunarse contra los virus de hepatitis B y papiloma humano.
También se promueve el uso del condón y se recomienda evitar prácticas sexuales de riesgo.
La infectóloga detalló en un comunicado que si una persona tiene secreciones, verrugas en los genitales, dolor a nivel pélvico y problemas para orinar, debe acudir inmediatamente a recibir atención médica para hacer el diagnóstico temprano e iniciar el tratamiento.
El Seguro Social, indicó, brinda antibióticos para curar padecimientos por bacterias como gonorrea, enfermedad inflamatoria pélvica, uretritis, epididimitis o cervicitis.
Para infecciones por hongos, como la vulvovaginitis, se prescriben antimicóticos, y los padecimientos causados por VIH y hepatitis B se tratan con antirretrovirales de alta eficacia.
En tanto, para VPH se cuenta con tratamientos inmunomoduladores que ayudan a controlarlo.
La especialista exhortó a la población a ir a revisión médica por lo menos una vez al año, a fin de detectar alguna enfermedad de transmisión sexual, ya que algunas de estas infecciones son silenciosas.