Édgar Contreras
Agencia Reforma

LOS ÁNGELES, California, EU.- En el Tricolor del «Tata» no hay contemplaciones. La Selección Mexicana debe jugar a tope desde que debute en la Copa Oro.
Para el técnico Gerardo Martino no existe eso de ir de menos a más en una competencia. Los quiere al máximo desde el 15 de junio contra Cuba.
«Es importante empezar alto el torneo y no ir de menor a mayor como habitualmente se dice. Tenemos que encontrar nuestra mejor versión desde el primer partido.
«Y además con una buena imagen. No solamente se trata del resultado sino además que haya una buena expresión futbolística del equipo porque nos dará mayor confianza», comentó en el estadio Banc of California, sede de la develación de los Grupos.
México se medirá también a Martinica y a Canadá en el Grupo A.
«Cuando hay un equipo que es candidato y no cumple con esas expectativas es mucho más problema la derrota que lo que te da el triunfo, pero normalmente hay que convivir con la mochila de ser un equipo que tiene jugadores importantes», expresó.
El Tri enfrentará a Cuba en Pasadena, volará a Denver para medirse a Canadá el 19 de junio y de ahí a Charlotte para encarar a Martinica el día 23.
«Los que más desgastante la tenemos somos nosotros que nos tenemos que pasear por todo Estados Unidos», bromeó el «Tata».
Martino no ha contactado a Jesús Manuel Corona, pero los integrantes del cuerpo médico de la Selección Mexicana ya visitaron a sus homólogos del Porto para conocer la situación del jugador.
El técnico dijo que quedó satisfecho luego del acercamiento, sin ahondar en más detalles sobre el futuro del «Tecatito», quien probablemente no sea llamado a la Copa Oro.