Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha estancado años de progreso en el sector energético al relegar el desarrollo de fuentes renovables y apostar por los combustibles fósiles, reprobó el Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas (PNUMA, por sus siglas en inglés).

La ONU difundió ayer el Informe Anual de Brecha de Emisiones, que desglosa los esfuerzos de cada país por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El PNUMA advirtió que México no sólo no está en camino de cumplir las metas establecidas en el Acuerdo de París (2015) sino que parece ir marcha atrás.

Algunas de las decisiones que se tomaron este año, apunta, frenan el trabajo de legislaciones anteriores como la Ley General de Cambio Climático de 2012 o la Ley de Transición Energética de 2015.

El reporte hace hincapié en que el Gobierno apostó por fortalecer las refinerías y construir una adicional y proyecta modernizar centrales eléctricas de gas y carbón, que previamente se planeó retirar, así como construir una planta a carbón.