Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Tras reconocer que hay preocupación por la expansión del coronavirus, la iniciativa privada en México advirtió que nadie parece estar preparado para enfrentar la pandemia.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), consideró que no basta con los discursos, sino que hay que poner en marcha acciones concretas para garantizar la salud de los ciudadanos y de la economía.

«Es muy complejo, estamos preocupadísimos con ese tema, se ha visto el comportamiento de las bolsas en el mundo, nos preocupa mucho que no haya todavía un antídoto claro, nos preocupa que cada día nos enteramos de que hay un país que está también adicional y adicional a esta pandemia», dijo.

«Creo que lo que tenemos que cuidar y cuidar aquí en México, no es una cuestión de salir a declarar que estamos preparados para esto, nadie está preparado, lo que tenemos que hacer es realmente tratar de poner no solamente medidas de seguridad, sino estar siendo conscientes como ciudadanos de todos los niveles de higiene, de todas las medidas que tenemos que tomar para poder evitar al máximo este tipo de contagios».

Para el dirigente empresarial, hay un exceso de confianza tanto en México como en el resto de los países del mundo para poner en marcha acciones que permitan enfrentar el problema de salud.

«Parece que hay un exceso de confianza en el mundo, no se está tomando con la seriedad que una situación de esta naturaleza debería de tener», aseveró.

«No podemos ser alarmistas, pero tampoco confiarnos de esta situación».

REFORMA publicó este miércoles que una coreana con síntomas sospechosos de coronavirus fue trasladada del aeropuerto al Hospital General «Dr. Enrique Cabrera» que ni es de alta especialidad ni cuenta con el equipo necesario para atender estos casos, acusó personal del nosocomio.

La mujer fue internada el 6 de febrero en el área de aislamiento del piso de Medicina Interna junto con su pareja, pero dos familiares con los que viajaba permanecieron en la sala de espera sin que se activara ningún protocolo de contención.

Los médicos que la trataron no contaron con el equipo suficiente para protección. Sin embargo, los representantes de la Embajada coreana que la visitaron si tuvieron acceso a medidas para evitar riesgos.