Verónica Ayala
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Para Tatiana Clouthier, el nuevo Gobierno que a partir de hoy encabeza Andrés Manuel López Obrador no sólo representa un parteaguas con la llegada de la izquierda al poder, sino un cambio de fondo en las bases de corrupción que sostienen al país.
Asegura que su llegada a la Presidencia implica también una esperanza y una oportunidad para quienes han sido olvidados por un modelo económico fallido.
“Viene un cambio importantísimo en términos de estrujar las estructuras que han sostenido de fondo, como fundamentos, así como cimientos, la corrupción en este país.
“Y una esperanza para toda la gente que se ha quedado atrás económicamente, porque las oportunidades, las circunstancias y el modelo económico los dejó fuera”, señaló.
Más que una nueva manera de gobernar, señala, el nuevo Gobierno encarna un nuevo enfoque en la aplicación de políticas públicas, teniendo como prioridad la inversión en el factor humano, principalmente en los jóvenes.
Aunque asegura que ya hay cambios inmediatos evidentes, como el modelo de cero privilegios y austeridad que envuelve a López Obrador, también reconoce que no hay una ‘varita mágica’ y que los resultados se irán evaluando en la marcha.
Es por ello que prefiere no hablar de expectativas en la nueva Administración, sino de compromisos que habrán de cumplir en materia de apoyos y oportunidades para los jóvenes y adultos mayores, de desarrollo de la zona sur del país, y de generar condiciones de seguridad.