CentroPor: Itzel Vargas Rodríguez

“Qué raro, hoy el norte de la ciudad está muy sólo”, le dije a una amiga mientras disfrutábamos de un café en esta zona de la ciudad y nos poníamos el corriente cada quien sobre nuestras vidas. “Sí, es porque ya la mayoría de la gente va al centro, ya ves que es la moda ahora”…

Esta “moda hipster” que se empezó a gestar hace algunos años en donde comenzó a hacerse nuevamente popular el centro, donde ir al codo por un café o acudir a un bar instalado en una casa vieja por una cerveza artesanal y unas pizzas hechas a la leña, no es sólo una cosa de Aguascalientes, ha sido todo un movimiento a nivel mundial. ¿Por qué eso es relevante? Porque habla mucho de la situación económico-social que vivimos los más jóvenes.

La generación de 15-29 años actual a nivel mundial, es la más grande que ha existido en la historia de la humanidad, pero también la que por su gran cantidad de población presenta más problemas sociales. Entre ellas se encuentra la notable pobreza en la que vive este grupo etario y como derivado, el notable desempleo que está presente en todos los rincones del planeta.

¿De qué viene esto a colación al tema? Pues que nosotros, los más jóvenes se nos fue enseñado por nuestros padres y abuelos el esquema ideal de vida en donde primero se debe trabajar para construir o comprar una casa en colonias fuera del centro, preferentemente tranquilas y además, adquirir un carro para transportarnos al trabajo y del trabajo a la casa. Lo cierto es, que nuestra generación difícilmente podrá tener el dinero que llegaron a acumular nuestros abuelos o nuestros padres… por ejemplo, yo recuerdo pláticas de mi madre sobre mi abuelo y cómo literalmente en el pasado se compraban ranchos y casas de un día para otro. Ahora, ¿cuánto tiempo y cuántos años le costará a un joven hacerse de una casa de la extensión de terreno de como se podían adquirir hace 50 años? ¿Cuánto tiempo le cuesta a un joven comprar una casa de 1, 2 o 3 millones? … Veintenas de años.

Y son las crisis económicas que han azotado a los países, lo que ha hecho que su juventud tenga que vivir en pobreza, en donde habitar lejos del trabajo resulta muy caro, donde es imposible comprarse una casa si uno comienza de cero a trabajar en una ciudad donde no se tiene ningún parentesco o familia que ofrezca hospedaje y por ello se ha de tener que rentar un departamento o un cuarto… lo que alcance.

Por eso empezaron a tener vida los centros de las ciudades en una vasta cantidad de lugares del mundo, porque ese esquema de dejar el centro para vivir en las orillas resulta un lujo a las nuevas generaciones, que lo que ahora buscan es cercanía con sus lugares de trabajo (de lo que el centro además resulta un excelente referente de movilidad) además de todos los servicios al más bajo costo.

Lugares históricos pero abandonados que contaban con todos los servicios al alcance pero que carecían de visita continua, ahora están llenos de cafés, música, exposiciones, obras teatrales, bares, exposiciones de productos locales y artesanales y mucha, pero mucha juventud que comenzó a instalarse y a propiciar que existieran este tipo de lugares para su recreación y entretenimiento… ya después y poco a poco el esquema se fue copiando entre ciudades…

Qué curioso, que sea el sector más joven de la población a nivel mundial, el que le está dando vida a los centros históricos de todos los países, iniciando por el esquema de la necesidad económica y laboral de los jóvenes y terminando por florecer y revivir, a las zonas históricas que son referencia del nacimiento de las ciudades.

itzelvargasrdz@gmail.com / @itzelvargasrdz

¡Participa con tu opinión!