Dalia Gutiérrez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL 05-Oct-2019 .-Los pulmones de cientos de ciudadanos estadounidenses han enfermado gravemente en las últimas semanas y algunos de ellos, colapsado hasta la muerte, como consecuencia del uso de cigarrillos electrónicos o vapeadores.
Pese a que millones de personas de todo el mundo han utilizado estos dispositivos durante los últimos 10 años, no se habían reportado daños a la salud tan graves como los recientes.

¿Qué está sucediendo?

Inflamación pulmonar
Se le dice vaping o vapeo a la inhalación del vapor creada por un dispositivo electrónico que utiliza batería para calentar un líquido, que por lo regular es nicotina, junto con saborizantes y otros químicos.
Desde el 2008 los cigarrillos electrónicos comenzaron a popularizarse con el objetivo de ayudar a las personas a dejar de fumar tabaco, por medio un aparato supuestamente menos dañino.
«Estos dispositivos se diseñaron con el espíritu de ser una alternativa para la gente que estaba fumando el cigarrillo convencional», dice Abelardo Elizondo Ríos, médico neumólogo del Hospital Universitario.
«Los cartuchos que les compras tienen diferentes dosis de nicotina y el objetivo era ir bajando esa dosis conforme pasaran las semanas, hasta que el paciente no inhalara nada de nicotina y ya pudiera dejar esa dependencia».
Al inicio se creía que al eliminar el humo del tabaco que se respira con el cigarro tradicional, desaparecerían los daños al sistema respiratorio, pero pronto se comprobó que no es así, explica Rodolfo Posadas, médico neumólogo del Doctors Hospital.
«La penetración a los pulmones de estas sustancias en forma de vapores y pequeñas partículas vienen a ser tan pequeñas que pueden causar el proceso de inflamación en los pulmones», señala.
«El efecto es muy parecido en cuanto a la exposición del humo del cigarrillo, que pasa por las vías respiratorias, afecta a los pulmones y luego pasa a la sangre. Algo parecido se ha demostrado con el uso de estos vapeadores».
De acuerdo con estudios, indica Posadas, el vapor inhalado se dispersa por todo el aparato respiratorio provocando irritación en los tejidos. Si se sigue vapeando, llega la inflamación, el bloqueo en la respiración y la falta de oxigenación en la sangre.
Quienes llegan a ese punto, pueden llegar a necesitar de respiradores artificiales, pero con un correcto tratamiento y la eliminación del vapeo, es posible restablecerse.
Incluso, señaló el especialista, se ha demostrado que el vapeo no ayuda a eliminar la dependencia de la nicotina como se pensaba.
«No es una idea inteligente introducir a los pulmones otra cosa diferente a aire limpio, que es para lo que están diseñados. Aunque parezca obvio, hay que recordar que los pulmones y las vías respiratorias están hechas para pasar aire limpio».

Mal misterio
Hasta el 2 de octubre, Estados Unidos había reportado mil 80 casos de daños pulmonares agudos y 19 muertes posiblemente relacionados con el uso del cigarro electrónico en tan sólo un par de semanas.
Aunque aún se investiga la causa de las lesiones, se encontró que gran parte de los afectados reporta haber utilizado el tetrahidrocannabinol (THC), principal componente psicoactivo de la mariguana, e incluso, otras sustancias ilícitas.
De acuerdo con especialistas, el aumento en el uso y la frecuencia de los aparatos, así como la elaboración de cartuchos caseros con sustancias diferentes y más peligrosas a la nicotina original, pudiera estar provocando los recientes daños.
«Ahorita los cartuchos artesanales que se están haciendo con muchos saborizantes vienen en un vehículo de grasa y son los que están produciendo el daño pulmonar», señala Elizondo Ríos, miembro de la Sociedad Mexicana de Neumología y Cirugía de Tórax.
«En casa algunas personas hacían cartuchos y los empezaban a inhalar, esas sustancias oleosas se depositaban en el pulmón y producían una respuesta inflamatoria parecido a una neumonía».
En el Hospital Universitario, informa, se han presentado casos de cuadros semejantes a crisis asmáticas por el vapeo, donde los bronquios se cierran y la persona no puede respirar. Pero aún no hay reportes de daño pulmonar agudo como los de Estados Unidos.
Roberto Sussman, director de la asociación Pro Vapeo México, coincide en que si bien el uso de nicotina no es inocuo, sus efectos son mínimos y la situación que se vive actualmente es ocasionada por la utilización del compuesto de la droga mal elaborado.
«Para poder vaporizar compuestos de mariguana, los compuestos tienen que estar correctamente preparados y eso es complicado, requiere hacerse en un laboratorio», indica el también doctor en física.
«La extracción del THC de la hoja de la mariguana, para hacerlo un líquido, es un proceso complicado de destilación y lo que queda es un líquido aceitoso muy denso y muy viscoso».
Si se hace de forma correcta, enfatiza, no hay peligro. El riesgo viene cuando la elaboración se hace de forma artesanal o proviene del mercado ilícito como ha estado ocurriendo, pues los aceites no quedan bien disueltos y generan el daño en los pulmones.
Mientras que en el país norteamericano algunas tiendas dejaron de vender los dispositivos, la Secretaría de Salud de México lanzó el domingo pasado un aviso epidemiológico para detectar las posibles lesiones pulmonares.

Síntomas de alerta
– Falta de aire
– Sensación de cansancio
– Tos o silbido
– Dolor de pecho
– Flema verde, amarilla o sangre
Fuente: Abelardo Elizondo Ríos, médico neumólogo del Hospital Universitario y Rodolfo Posadas, médico neumólogo del Doctors Hospital.