Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Una protestas contra la reelección de Enrique Graue como Rector de la UNAM terminó en daños, quemas, saqueos y afectaciones a la obra del muralista mexicano David Alfaro Siqueiros.
Durante casi dos horas los llamados anarquistas actuaron a sus anchas sin que ninguna autoridad lo impidiera.
Originalmente, el llamado Colectivo Activista Revolucionario y un grupo de mujeres de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, encabezaron una marcha contra el acoso a alumnas, profesoras y trabajadores, y por la inseguridad.
#JuntosContraelAcoso, era la principal consigna.
Pero también protestaban porque la Junta de Gobierno de la UNAM reeligió a Graue para el periodo 2019-2023.
Sin embargo, un grupo de jóvenes encapuchados y con aerosoles, palos y tubos, irrumpieron durante la manifestación y se dirigieron a la torre de Rectoría para protestar contra el rector.
La entrada principal de la Rectoría fue incendiada con bombas caseras, rompieron vidrios, saquearon y destrozaron la librería «Henrique González Casanova».
Los manifestantes también bajaron la bandera de México de la explanada y la incendiaron.
En la base del asta bandera y en la rectoría dejaron pintas como «El pobre no tiene bandera», «Muerte al Rector», «Graue porro», «Graue fascista», «Que viva la anarquía», «Rectoría, casa de violadores» y «Máxima casa de machos».
Tras dos horas de destrozos los manifestantes se retiraron.