La alcaldesa Teresa Jiménez Esquivel anunció un operativo de detección y apercibimiento a todos los dueños de predios abandonados repletos de maleza y que son un foco de contaminación e inseguridad.
En entrevista, la primera edil aseveró que en la Secretaría de Servicios Públicos se realiza una reestructuración de personal para garantizar una supervisión por toda la ciudad y asegurar la funcionalidad de luminarias, así como que a los propietarios de terrenos abandonados o no habitados se les notifique que deben recortar la maleza y que lo hagan en esta temporada, para evitar mayores problemas de contaminación en las colonias.
“Por ahora no se busca multar a los propietarios de esos terrenos abandonados, se quiere su apoyo para ponerlos en orden e incluso que concedan el permiso a la autoridad municipal para entrar y limpiarlos, con los previos acuerdos correspondientes”, indicó.
Estas labores se coordinan con la Secretaría de Desarrollo Urbano, y por esa razón se contará con cinco o seis brigadas especiales para atender esta problemática en la ciudad capital, porque es un hecho que la ciudadanía cuando ve un predio abandonado tira basura en él, lo que genera roedores y una diversidad de fauna.

LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ. En otro orden, la alcaldesa capitalina mencionó que hasta ahora se han detectado 300 árboles ubicados en los camellones citadinos que se perdieron tras la helada en diciembre pasado y otros 500 árboles se encuentran en peligro de morir, en los cuales se trabaja para rescatarlos.
Por último, indicó que Aguascalientes contará en este ejercicio 2018 con camellones con plantas nuevas, las cuales estarán plantándose en las siguientes semanas. También se contrataron cuatro brigadas para recoger toda la maleza generada por los árboles y plantas que se secaron a causa del frío.

¡Participa con tu opinión!