Mientras las probabilidades existan, en el deporte todo puede pasar. Las gestas más importantes han comenzado como un simple sueño, eso intentarán conseguir las Alacranes hoy por la tarde cuando disputen la gran final de vuelta en la Liga Femenil del Bajío. El partido de ida disputado en Aguascalientes no terminó para nada como se esperaba, Irapuato aprovechó un trabajo defensivo deficiente de Alacranes más una expulsión para terminar goleando 5-1 al cuadro aguascalentense que por más que intentó recortar distancias no pudo hacerlo.
Este marcador es demasiado abultado, muchos pensarían que remontar cuatro goles es imposible, pero mayores hazañas se han visto en el deporte. Alacranes tiene la misión de venir de atrás contra todo pronóstico para intentar coronarse campeonas de un torneo en el que estuvieron peleando por los primeros lugares desde el inicio del calendario. Aunque juegan de visitantes buscarán recortar distancias hasta tener al alcance el empate global, lo harán con el corazón por delante y a sabiendas de que es una misión casi imposible.
Será en punto de las tres de la tarde en el Estadio Sergio León Chávez cuando estos dos equipos se vuelvan a ver las caras para definir al equipo campeón de la liga, obviamente Irapuato al ser local tendrá un importante apoyo de su afición. Alacranes intentará pelear ante la adversidad tanto en el marcador como en las gradas para conseguir un buen resultado que les permita competir por el ansiado trofeo. Solamente quedan 90 minutos para definir a las campeonas, Alacranes va por el sueño aunque el encuentro de ida nos dice que Irapuato es amplio favorito.