Tras revelar que tres trabajadores del volante del servicio de taxis y de transporte de personal han sido sancionados este año por conducir en estado de ebriedad, el director de Tránsito y Movilidad Municipal, José de Jesús Rodríguez Benavides, ordenó ayer a sus 270 elementos aplicar en esta verbena sanmarqueña cero corrupción e influyentismo; “la ley se aplica para todos los estratos sociales”.
Aunque el 80% de los 270 elementos estarán en la zona perimetral de la Feria, dijo que nadie debe confiarse porque la vigilancia vial se mantendrá en todo el Municipio capital y serán detectados todos aquellos que conduzcan en estado de ebriedad o con ingesta de alcohol; para ello funcionarán los 17 equipos del alcoholímetro en diferentes puntos de la ciudad.
Aseveró que el alcoholímetro ha detenido hasta a eclesiásticos por ser detectados con aliento alcohólico, motivo por el cual se actuará igual con políticos, empresarios, funcionarios y ciudadanos en general, ya que no habrá tolerancia para nadie en todos los aspectos de vialidad.
“Si se tolera algún influyentismo, simplemente el Operativo de Seguridad Pública no funcionará en este tiempo de verbena sanmarqueña o en cualquier otra época del año”, advirtió.
Indicó que aquellas personas que sean detectadas conduciendo con aliento alcohólico por los elementos de vialidad, serán presentadas de inmediato a la guardia del departamento de alcoholímetro en la Dirección de Tránsito.

¡Participa con tu opinión!