Atípica será la Jornada 10 del Clausura 2020 que de última hora se decidió se jugar a puerta cerrada como medida de prevención por el coronavirus que afecta a todo el mundo y que en México ya hay más de 20 casos. El que se juegue sin público puede jugar en favor de Necaxa que en punto de las 18:00 horas se medirá a Santos en la Comarca Lagunera, que suele ser uno de los estadios más complicados de la liga. El juego es vital para los de Alfonso Sosa que si quieren meterse al pelotón de media tabla que pelea por los últimos puestos de liguilla, necesitan la victoria a como dé lugar para no quedarse rezagados.
Los Rayos no viven un buen momento, de sus últimos cinco encuentros cuatro han terminado con derrota para los de Aguascalientes que comenzaron fuerte el torneo para ir apagándose poco a poco hasta vivir esta pequeña crisis de resultados. La defensa ha sido el problema más grande sobre todo al momento de iniciar los juegos, ya que se reciben goles en los primeros minutos poniendo complicado el panorama. La buena noticia es que a Necaxa le va mejor cuando juegan de visitantes, en cuatro juegos fuera de casa han cosechado dos victorias lo que representa el 50% de efectividad. Para el juego de hoy lo más importante será aprovechar la ausencia de gente para concentrarse desde el primer segundo y tomar la esférica para poder imponer las condiciones de juego que pretende Sosa. Otra clave será abastecer a Mauro Quiroga que no ha tenido grandes chances durante la campaña, viéndose aislado en el frente del ataque.
Del lado santista las cosas son favorables en casa. Santos ha disputado cuatro partidos de local en lo que va del torneo marchando invictos con tres victorias y solamente un empate, siendo de los locales más fuertes de la liga. Veremos si jugar sin gente no afecta al cuadro lagunero que ha sido irregular en este campeonato estando en el octavo sitio por el momento. Su juego se basa en Julio Furch y Brian Lozano que han repuntado en los últimos juegos siendo fundamentales para que Santos haya ganado tres de sus últimos cuatro partidos, lo que les dio la oportunidad de meterse a zona de liguilla. A decir verdad, será un juego parejo con dos equipos obligados a ir al frente por la situación que viven en la tabla.
En cuanto a antecedentes, los últimos dos encuentros entre ambos han terminado con victoria para Necaxa con un global de 5-1 teniendo buena seguidilla de victorias además de que la última vez que se jugó en casa de Santos los Rayos vencieron por 1-2 en el Apertura 2019. En los últimos diez la balanza es pareja con cinco triunfos laguneros por cuatro necaxistas con solamente un empate haciendo hincapié que desde el Verano 2002 no hay un empate sin goles en lo que promete ser un partido con buenas emociones en ambas porterías.