Cecilia de Santos Velasco
El Heraldo

Jennifer Parra Salas, delegada regional de programas integrales de desarrollo en el Municipio de Aguascalientes, informó que en una primera etapa han sido autorizadas 5 mil personas beneficiarias para acceder a las “Tandas para el Bienestar”, a quienes se les otorgará la cantidad de 6 mil pesos para la adquisición de insumos y herramientas para sus negocios.
Explicó que “Tandas para el Bienestar” es un programa del Gobierno Federal de créditos a la palabra, que no cobra intereses y está dirigido a pequeños negocios como talleres, tiendas u otro tipo de actividades productivas.
La subdelegada regional de la Secretaría de Bienestar detalló que este programa está dirigido a comerciantes, artesanos y microempresarios y de acuerdo con las reglas de operación publicadas en el Diario Oficial de la Federación, no es necesario contar con un historial crediticio, no se necesita ningún informe de los créditos que se han obtenido.
“En un inicio, los beneficiarios obtendrán un préstamo de 6 mil pesos sin intereses y deberán abonar 500 pesos mensuales para cubrir el total de los mismos en un año; al terminar de pagarlos recibirán de inmediato 10 mil pesos, luego 15 mil y así sucesivamente hasta 20 mil pesos, siempre y cuando hayan reembolsado la totalidad del monto original”.
Jennifer Parra Salas señaló que el beneficiario contará con tres meses de gracia, es decir comenzará a pagar el crédito tres meses después de haber recibido el dinero, conforme a las condiciones establecidas. Asimismo, las personas podrán obtener una constancia de cumplimiento por el buen manejo de sus pagos.
“Con dicho programa, adscrito a la Secretaría de Economía, se busca que los beneficiarios tengan acceso a recursos del Gobierno Federal para hacer crecer las micro, pequeñas y medianas empresas”.
Finalmente, señaló que los beneficiarios deben tener entre 30 y 64 años de edad, y vivir en alguno de los municipios del país adscritos al programa, los cuales están catalogados como poblaciones de media, alta y muy alta marginación conforme a la clasificación del Consejo Nacional de Población.