Sineli Santos
Agencia Reforma

CDMX.- La Final de la Zona Sur se disputará entre los “hermanos” Diablos Rojos del México y Guerreros de Oaxaca, ambos propiedad del empresario Alfredo Harp Helú.
Ésta será apenas la tercera ocasión en que ambos equipos se enfrenten en los Playoffs y la primera en la que pelearán el título del sector.
Si bien en su último enfrentamiento, en 2004, los pingos despacharon en cuatro juegos a los bélicos en la primera ronda de la postemporada, el cuadro de la Verde Antequera los eliminó en la misma instancia en 1998, cuando, con Nelson Barrera, alzaron el único gallardete de su historia.
Los dominicanos Yeison Asencio y Luis Jiménez son los encargados de hacer explotar a la artillería escarlata, aunque hay un pelotero de los Guerreros en el que deberán poner más atención.
“Oaxaca es un rival de mucho respeto. Los Guerreros tienen un bateo bastante fuerte, en especial Yuniesky Betancourt, es de los que te juegan duro.
“Ellos siempre nos juegan fuerte, sabemos de la complejidad que es enfrentarlos por lo aguerrido que son. Obviamente estamos más enfocados en lo que hacemos nosotros, pero reconocemos la calidad del rival”, comentó el capitán de los Diablos, Iván Terrazas sobre el cubano, que promedió .406 en el segundo rol regular del año.
El enfrentamiento “familiar” también se había dado en la Liga Invernal Mexicana, el año pasado, cuando los escarlata se coronaron tricampeones del circuito.
Los dirigidos por Víctor Bojórquez están decididos a salir airosos en su última participación en el Estadio Fray Nano antes de mudarse a su nueva casa la próxima campaña.
“Buscamos ganar, ganar y ganar, sabemos que nos vamos a despedir de un estadio, pero siempre pesando en hacer bien las cosas”, enfatizó Terrazas.