El Senado llamó a los Gobiernos de los estados a involucrarse en la erradicación de las causas que originan el trabajo infantil.
En un dictamen aprobado en la recta final del último periodo de sesiones, la Cámara alta advirtió que niñas y niños de sólo cinco años de edad tienen largas jornadas laborales y que un alto porcentaje lo hace en las peores formas de trabajo infantil, como la minería y agricultura, sin remuneración alguna.
Al Gobierno federal, el Senado le pidió impulsar una campaña nacional que concientice a la sociedad sobre la problemática de la explotación infantil y sus repercusiones en el goce pleno de sus derechos a la educación, la recreación y el descanso.