Cecilia de Santos Velasco
El Heraldo

El Instituto de Educación de Aguascalientes ha detectado este año a cinco presuntas instituciones de educación superior que se instalan en la entidad en cocheras, en un salón de eventos o en cualquier otro lugar, motivo por el cual se encuentra a la caza de las “universidades patitos” para impedir fraudes a la ciudadanía.
El director de la educación superior del IEA, Américo Colón Villán, precisó que las instituciones “patito” se encuentran principalmente en el área de la salud al ofrecer cursos relacionados con la dermatología, lo bucal y lo estético, procedentes de Veracruz, de Hidalgo y de Guanajuato. Incluso traen RVOES que sencillamente no aplican en Aguascalientes.
En entrevista con El Heraldo, señaló que de modo formal y real existen 48 escuelas superiores en el Estado de Aguascalientes y que van desde tecnológicos, normales, universidades privadas, autónomas y politécnicas, todas ellas con pleno reconocimiento estatal o federal de sus RVOES.
Comentó que los propios Colegios de Profesionistas han reportado al IEA la presencia de esas presuntas escuelas, y al mismo tiempo el personal de la Dirección de Educación Superior se encuentra a la caza de información en los medios de comunicación y redes sociales para identificar a aquellos que ofrecen diplomados.
“Cuando se acude a esos lugares se encuentra que son casas habitación y se espera que lleguen los impartidores de los cursos, se les entrega el documento oficial o apercibimiento del IEA para que se retiren y lo hacen de inmediato. Aunque después reaparecen en un salón de eventos o de hoteles”, apuntó.
Colón Villán precisó que el Instituto de Educación de Aguascalientes no tiene facultades de multar o sancionar económicamente a esas escuelas falsas, pero sí se les formula un apercibimiento para que dejen de hacerlo.
Agregó que en lo general, las personas que incurren en esas prácticas saben que se encuentran fuera de la norma, pero el IEA no cuenta con armas legales para ocasionarles un conflicto y obligarlos a que operen dentro de la normatividad educativa.
El titular de educación superior precisó que entre esas instituciones se ha encontrado gente profesional, pero en lo general son casos donde tramitaron RVOES en otro estado de la República y buscan dónde aplicarlo a escondidas, algunos alegan que no sabían que su reconocimiento era exclusivo para el lugar donde lo sacaron.
“Sin embargo, la Dirección de Educación Superior del IEA pone en duda esos argumentos, razón por la cual se continuará atento, porque luego dan diplomas presuntamente legales sin serlo”, concluyó.