La presidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia (AEPF), María Élida Gutiérrez Padilla, señaló que los Consejos Escolares de Participación Social recibirán este año un presupuesto superior de 50 millones de pesos, motivo por el cual se encuentran a la espera de la publicación de las reglas de operación para evitar la duplicidad de proyectos en los planteles educativos y maniobrar con absoluta claridad.

Mencionó que estos recursos serán administrados en cada uno de los planteles educativos en coordinación con el director y los padres de familia que participen en el comité de participación social, donde las cuentas se manejarán de modo mancomunado, y las mesas directivas decidirán en qué se invertirán los dineros que en su momento sean canalizados.

En entrevista con El Heraldo, la titular de la AEPF indicó que esos recursos público estatales se distribuirán entre las 1,500 escuelas, donde las aportaciones que lleguen estarán en función de cada niño, es decir por la matrícula de cada escuela.

Por otra parte, informó que en el pasado periodo vacacional, algunas escuelas públicas sí realizaron labores de mantenimiento, aunque la mayoría sí se alineó a la orden de la AEPF y en este momento se comenzará a trabajar sobre proyectos, y para ello se integrará un padrón de profesionistas para que hagan las remodelaciones con calidad.

La intención es que en los proyectos de obra de las escuelas se contrate a los profesionistas competentes y que no impliquen traslados innecesarios de un lado hacia otro.

La AEPF quiere ser un facilitador y un enlace con profesionistas y con gente que sepa ejecutar las obras que se requieren en las escuelas, a fin de evitar confusiones o malas interpretaciones por el hecho de contratar a alguien que puede ser familiar de un padre o de un directivo de las escuelas.

De ahí la importancia de ver los proyectos que necesitan las escuelas de modo directo y lo que se podría ejecutar por el esquema de participación social, a fin de no duplicar los recursos, puntualizó.