El técnico del Barcelona ha optado por concentrarse más en la final de Copa del Rey del próximo sábado, y decidió dar descanso a tres de sus mejores figuras para el partido de esta tarde en casa del Celta de Vigo, misma que ha sido una pesadilla para los catalanes en los últimos años, y es por eso que el día de hoy, la racha histórica de 39 partidos seguidos sin perder en liga pueda romperse.
Esta semana, al ser jornada doble en Europa, el Barcelona visitará una plaza que se le ha complicado mucho en esta nueva era Luis Enrique-Valverde, ya que Celta de Vigo ha logrado dar algunos sustos a los culés en partidos pasados, tal y como en la primera vuelta cuando apenas los catalanes sacaron el empate de 2-2.
Con este partido y la final de Copa en puerta, Valverde decidió preocuparse más por conseguir su primer título con el Barça este sábado y esperar a sacar un buen resultado en Galicia para finiquitar la liga después, y es que con el descanso de Piqué, Busquets e Iniesta, quienes no viajarán a Balaídos, se espera algún cambio de estilo que pueda generar algún desconcierto en el cuadro titular.
Esta tarde en punto de las 2 pm, los blaugranas quieren seguir con paso perfecto en la liga, juntar los 40 partidos sin perder y estar cada vez más cerca de su liga número 26 en la historia, pero además de eso, los culés tratarán de no arriesgar la situación del club previo a la quinta final de copa consecutiva en donde quieren levantar el trofeo por cuarta vez de manera seguida.