Óscar Luna
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Vaticano investigará las responsabilidades por negligencia o encubrimiento de los Legionarios de Cristo, respecto a los abusos cometidos por el padre Fernando Martínez Suárez en contra de menores de edad.
Hace una semana, el sacerdote perdió su condición de clérigo tras comprobarse al menos ocho abusos de menores de edad, entre 1990 y 1993 en colegios de Cancún, Quintana Roo, y en la Ciudad de México.
«La Congregación se someterá a una investigación, en coordinación con el Dicasterio competente de la Santa Sede, para individuar las responsabilidades personales por negligencia o encubrimiento en este caso», informaron los Legionarios de Cristo, en un comunicado.
«Desde ahora, la Congregación y los miembros individuales que han sido mencionados públicamente aseguran su plena colaboración con esta investigación, así como con las instancias civiles que decidan acoger las denuncias presentadas en relación con este caso».
En su pronunciamiento, los Legionarios de Cristo dijeron sentirse avergonzados por la negligencia de la Congregación en la gestión de las denuncias sobre los abusos del padre Fernando Martínez Suárez, fundador del Colegio Cumbres en Torreón.
«Una vez más pedimos perdón a las víctimas y a sus familias. Nos duele su sufrimiento y deseamos aliviarlo», indicó la Legión.
En ese contexto, el sacerdote Eloy Bedia Diez renunció a su participación en el Capítulo General de Los Legionarios, tras ser señalado de encubrir los abusos del padre Martínez Suárez.