La Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) están aumentando de manera alarmante en el País, de acuerdo con reportes de la Secretaría de Salud.
Los casos de gonorrea casi se triplicaron en el último año, y la sífilis congénita, que se transmite durante el embarazo y puede evitarse con penicilina, mantiene una tendencia al alza desde hace cuatro años.
Otras enfermedades de transmisión sexual como el herpes genital y el VIH también reportan más casos, según datos de la Dirección General de Epidemiología de la Ssa.
Hasta el 16 de diciembre se reportaron 4 mil 545 casos de gonorrea, mientras que en el mismo lapso de 2016 sólo había mil 866.
En cuanto al herpes genital, éste creció 48 por ciento, al pasar de 3 mil 939 ocurrencias en 2016 a 5 mil 826, y el VIH pasó de 10 mil 672 casos a 11 mil 505 en el mismo periodo.
No se ha logrado que todos los adolescentes y adultos jóvenes mantengan relaciones sexuales protegidas y existe una baja percepción de los riesgos que representan las ETS, explicó el infectólogo de la Clínica Condesa, Luis Ramírez.
En entrevista explicó que, además de afectar los genitales, éstas infecciones pueden migrar a través de la sangre y atacar otras partes del cuerpo, como las articulaciones o el cerebro.
Por otro lado, la sífilis congénita no se ha erradicado en México y los casos han ido en aumento.
Hasta la primera quincena de diciembre, la Secretaría de Salud registraba 197 casos de esta enfermedad, transmitida de madre a hijo durante el embarazo, es decir, 60 más que los que se registraron en el mismo periodo de 2016.
Sin embargo, según datos de la Dirección General de Epidemiología, en 2014 se notificaron 77 ocurrencias; en 2015, se reportaron 87 casos, y en 2016, la cifra subió a 135.
Debido a que la sífilis pasa de madres a hijos, se recomienda que todas las mujeres embarazadas se realicen pruebas durante la gestación, señaló Ramírez.
“En regiones marginadas es difícil acudir a los servicios de salud para realizarse las pruebas de laboratorio. Entonces, muchas mamás pueden tener sífilis, no se dan cuenta y sigue habiendo transmisión materno-fetal”, señaló.
Los estados que registran más casos de sífilis congénita, según la Ssa, son Baja California, Sonora, Nuevo León y Veracruz.
El problema mayor de transmitir esta enfermedad a los hijos, es que ésta causa graves problemas en el desarrollo de los niños, detalló el experto.
“Depende de en qué trimestre se adquiera, pero los niños pueden nacer con alteraciones en piel, en el hígado, en otros órganos como el bazo y, lo más importante, en el sistema nervioso central”.