Los priistas no quieren cambios de “maquillaje” ni nombramientos por encargo, sino una transformación integral en todos los mandos. Las condiciones en que se encuentra el partido debe orientarse a un doble fin: el reagrupamiento de la militancia y volver a sus orígenes democráticos en la nominación de directivos y candidatos.

Seguir en el mismo sentido que ha demostrado, es un fracaso, es darle otra palada al organismo, por lo que en la enésima elección que preparan para los once comités municipales deben considerar si quieren ir por el resurgimiento, o permanecer en el cabús del convoy político.

El desdén que hay del Comité Directivo Estatal hacia sus representaciones en los municipios llega a tal grado que varios de ellos no reciben recursos para trabajar, por lo que de manera ocasional abren las oficinas y en otros son pocos los compromisos que pueden hacer con la sociedad porque no saben cuándo recibirán el apoyo y en qué proporción.

Los actuales dirigentes obtuvieron el nombramiento directo del CDE lo que provocó el alejamiento de varios que se mantenían fieles a las siglas, por lo que ahora que anuncian que habrá elecciones la demanda se centra en que los integrantes de cada lugar sean los únicos electores, que no haya “mano negra” y tampoco sugerencias de quiÉnes deben aparecer en las boletas o por quién deben votar.

Aunque la renovación es con cierta premura, ya que están obligados a cumplirla antes del 7 de octubre en que comienza el año electoral 2018-2019, pueden atender las voces de sus miembros y como primera tarea devolverles el derecho de elegir a sus líderes.

Ya no basta con seguir lamiéndose las heridas, o que la nueva dirigente nacional Claudia Ruiz Massieu reconozca que el partido vivió un “colapso electoral” el 1 de julio pasado, por lo que debe haber una reflexión  profunda sobre su destino, cuando es de sobra sabido cuáles fueron, y son, los puntos débiles del PRI y las causas que lo llevaron a una de las mayores derrotas de su historia.

La reforma “de fondo” que anuncia la presidenta del CEN tiene que ser en todos los órdenes, esto es, tanto a nivel nacional como estatal y municipal, empezando por este último, que es en donde están las bases, que han sido y son origen, sustento y fundamento del Partido Revolucionario Institucional.

Para buen número de priistas sería importante que la reconstrucción empezara por el Comité Estatal, no obstante que su período cuatrienal comenzó el 27 de agosto de 2017, toda vez que en tan poco tiempo ya arrastra una debacle, peor que todas las anteriores, al haber perdido por primera vez los 18 distritos locales y los tres distritos de diputados federales y las dos senadurías, por lo que en función de la escasa votación, al PRI no le alcanzó ni siquiera el senador de minoría, que había conservado durante 18 años.

Muy lejos quedaron las palabras que pronunció el presidente Enrique Juárez Ramírez en aquella fecha: “Ya no podemos debilitarnos hasta el punto de ser incapaces de cumplir con las expectativas que recaen sobre nosotros, para representar a los aguascalentenses, ante un gobierno ineficaz y errático”, por lo que los exhortó a realizar un “esfuerzo común de reflexión” y a través del diálogo y los consensos “alcanzar la convivencia pacífica”.

Por lo vivido el 1 de julio no se cumplió ninguna de esas “expectativas”, que seguramente tratará de reverdecer ante las elecciones de alcaldes que tendrán lugar el año próximo, efecto que en gran medida dependerá de lo que se haga ahora en los comités municipales. Si hay buenos cimientos es posible que la edificación sea del agrado de los electores tricolores, por lo que todo dependerá de cómo quieran que sea el resultado el primer domingo de junio de 2019.

CRUZADA PAPAL

Desde hace tiempo Aguascalientes participa en la campaña en contra del calentamiento global, adoptándose como primera medida promover entre las tiendas de autoservicio y negocios en general que suplan las bolsas de plástico por las de papel, lo que aún cuando no ha tenido la respuesta esperada hay ciertos avances, de ahí que es necesario intensificar la invitación.

Del mismo modo, en varios comercios llevan a cabo la separación de basura orgánica e inorgánica, algo que también se ha pretendido que hagan los ciudadanos en general, principalmente en los hogares, sólo que aquí ha faltado tacto de la autoridad municipal, que no busca convencer sino imponer con amenazas de aplicar multas a quien no lo haga, cuando es difícil que en las familias tengan dos o más recipientes para llevar a cabo la clasificación.

A nivel nacional hay una esfuerzo para que deje de utilizarse popotes, acción que han adoptado varios negocios que expenden aguas de frutas y otra clase de bebidas, que para algunos podrá ser mínimo lo que se hace, pero de uno en uno se va creando conciencia de lo importante que es preservar la vida del planeta.

Es una situación que ha llegado a tal punto que el papa Francisco, quien se ha distinguido por la convocatoria a todos los países para que unan esfuerzos que permitan reducir el calentamiento de la tierra, exhortó a las personas que hagan todo lo que esté de su parte para evitar que los océanos se llenen de desechos plásticos.

El pasado 1 de septiembre, ante cerca de 100 líderes empresariales que acudieron a El Vaticano, con motivo del cuarto día de oración anual “Para la Protección de la Creación” que tiene lugar en varias denominaciones cristianas, el líder de la Iglesia Católica dijo: “No podemos permitir que nuestros mares y océanos estén plagados de interminables campos flotantes de plásticos. Necesitamos orar como si todo dependiera de la providencia de Dios y trabajar como si todo dependiera de nosotros”.

Las imágenes de masas de plástico flotando en los océanos y videos de animales marinos atrapados en bolsas de este material o con popotes incrustados en el cuerpo han dado la vuelta al mundo. Está comprobado que un popote tarda en degradarse hasta cien años, mientras que su uso lleva apenas unos minutos. Una bolsa de plástico tarda en degradarse hasta 150 años y solamente se utilizó para transportar o envolver productos o tirar basura.

Ante el consumo generalizado, especialistas en México piden regular su consumo y aumentar el reciclaje con el fin de evitar la contaminación. Según datos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en el país se generan al año 43 millones de toneladas de residuos sólidos, los cuales provienen de los productos consumidos en los hogares, como son restos de comida, envases, paquetes y embalajes; cada día se producen 117 mil toneladas de basura, lo que equivale a que en el país una persona genere un kilo de desechos diariamente, asimismo, que del total de esa basura el 12% son plásticos y 6% de ellos son bolsas.

El llamado de su SS Francisco por un mejor hábitat debe ser atendido desde cada familia, en que los adultos enseñen con el ejemplo a niños y jóvenes sobre la importancia de ser coadyuvantes de esta cruzada, que es por el bien de cada uno y de todos.

INMOVILISMO

Son tantas las veces que el gobierno promociona la modernización del transporte urbano que hay quienes se la creen, pero ahora ni a futuro habrá cambios sustanciales. Todo lo que se hace es para dorarle la píldora a los miles de personas que por necesidad utilizan diariamente este servicio. En junio pasado el coordinador general de movilidad, Óscar Benjamín Aragón, aseguró que para 2020 “estará totalmente renovado el parque vehicular”, con la incorporación de 320 unidades, sin embargo dejó en claro que seguirán los 700 camiones que actualmente hay y que es el mismo número desde hace varias décadas, no obstante el crecimiento exponencial que registra la ciudad y la zona conurbana, consecuentemente los usuarios no tendrán otra opción que continuar viajando como cigarrillos.